Míranos, enamorados de lo impropio, de la mañana y de los tiempos sin control. Del deseo en la mirada, del año bisiesto fatal; de este mal de corazón…  

Míranos, como un fraude en el insomnio, con tantos versos eróticos que no se atreven a tocarnos el cuerpo con tan poco descontrol.  

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s