El Espíritu de la Lluvia

Sobre el candor de mi espina dorsal  
ha detonado el espíritu de la lluvia  
y me ha dejado inmóvil con su caricia;  
será que recuerda el amor que le tenía,  
será que no olvida mis labios en su herida… 

Será que aún me espera en aquel mirador de luna fría,  
será que aún me espera en su baile de rosa albina. 

Sobré el candor de mi espina dorsal  
ha detonado el espíritu de la lluvia  
y me ha dejado inmóvil con sus delicias. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s