Lluvia

Lluvia rimaba tan bien en mis manos,
Lluvia me obedecía;
era la mixtura correcta de lo insano
con la ambrosía…

Lluvia rimaba tan bien en mi cuerpo,
Lluvia además me quería;
era una explosión de espejos con diferente sexo,
con su pasión me entretenía.

Lluvia besaba mis pasos, los de su amo,
y yo tiernamente le protegía;
fuimos la mixtura correcta de lo sobrehumano
con la poesía.

Lluvia me entendía
y yo dulcemente le quería;
lluvia sólo fue mía
y yo no hallé jamás en la vida
más hermosa herejía…

Nueva Guatemala de la Asunción 4 de octubre de 2,020
MESSIERAL

Un comentario sobre “Lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s