Imposible decirlo más claro, no hay secretos entre tú y yo; ojalá que, al terminar, la vida otra vez comience y nos volvamos a encontrar.

Imposible decirlo más claro, hay demonios entre tú y yo; ojalá que al terminar la vida, esta vez,
comience de nuevo y aún sepamos de domesticar.

Nueva Guatemala de la Asunción 13 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s