Sagitarios

Disfrutábamos juntos el frío,
nada nos detenía;
desde el mirador todo parecía tan lejos,
tan inoportuno, tan sombrío
y a los besos nuestra pasión lo resolvía.

Bastaba la calidez de dos sagitarios
tan faltos de infancia;
tan amantes, tan infinitos,
tan diciembres, tan exquisitos
y esos besos con tanta elegancia.

Disfrutábamos juntos el brillo,
nada nos detenía…

Nueva Guatemala de la Asunción 5 de noviembre de 2,020
MESSIERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s