Hacia el Alma

Una breve frase, un solo amor,
capaz de refugiarme a la intemperie,
capaz de enseñarme a ser mejor.

Una larga tarde, un mal color,
un reproche injusto que devuelve
sombras grises a mi corazón…

Y una noche infinita que sana,
una lluvia que dura lo que alcanza;
y una lágrima en grito de vida,
una huida, hacia el alma, que sana.

Una breve frase, un único amor,
capaz de refugiarme a la intemperie,
capaz de enseñarme a ser mejor.

Nueva Guatemala de la Asunción 8 de diciembre de 2,020
MESSIERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s