Vulnerabilidad

En el punto de mira
de toda casualidad,
la comodidad;
y una luz abandonada
que derrama las lágrimas sin alma
que ahora nos pueden un poco más.

No se trata de ira, no se trata de un mal,
es la parte del alma que nos comienza a anular;
no se trata de pena, no se trata de estar
acorralado por sombras de nuestra misma eternidad.

En el punto de mira
de toda casualidad,
vulnerabilidad.

Die Stadt, 3 de enero de 2,020
MESSIERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s