Bonanza

Nos vendieron un paraíso inalcanzable,
uno al que no llegarías, uno que jamás me interesó alcanzar;
nos prometieron un viaje sin escalas a la dicha,
una que no sentirías, una que sin ti jamás me interesó descifrar.

La única maravilla es verte descansar
recostada sobre mi pecho esta mañana,
la única maravilla es volver a desnudar
tu alma de miedos en plena bonanza.

La única maravilla es volverte a amar
sin dudas y sin espinas;
la única maravilla es quererte más…

Nos vendieron un paraíso inconmensurable,
uno al que no llegarías, uno que sin ti jamás habría de contemplar.

Blog Oficial de Messieral

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s