Síncope

A ti te fabricaron del dolor más implacable,
ese que tanto presumen las mujeres de tu pueblo
que son capaces de llegar a soportar;
y del silencio del abandono de tus padres,
de tu madre y de tu padre, que a tu suerte
supieron dejarte a la orilla de un riachuelo lleno de maldad,
de maldad y tantas horas puntiagudas con sabor a muerte.

A ti te fabricaron para no quererte,
te enseñaron a no saber querer, a no saber quedarte;
a ir de la mano de la falsa seguridad que te otorga
persona tal que el último de los deseos que te estremece,
persona tal que el último de los placeres de tus sentimientos.

Infeliz, regodeando una sonrisa que oculta llanto
y ganas de no estar sola, de creer que el alma sana
cuando el amor está completamente fingido de frente a las miradas,
esas miradas que te juzgan, que te asechan y vigilan cada tanto.

A ti te fabricaron del temor más asfixiante,
ese que tanto presumen las mujeres de tu pueblo
que son capaces de llegar a tolerar;
y del silencio del abandono de tus padres,
de tu padre y de tu madre que a tu suerte
supieron dejarte a la sombra de un desvelo carente de libertad,
de libertad que no supiste distinguir, que no supiste hacer valer
cuando a mi lado tuviste la opción de elegir quererte quedar…

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s