Ivre

Ebrio del dulce sabor de tu cuerpo,
arropado por los pliegues de tu piel;
ningún lugar me pareció perfecto
hasta encontrarte a ti otra vez.

Ebrio del cálido encanto de tus besos,
inundado de las esencias de tu aguamiel;
ningún lugar me pareció perfecto,
ningún lugar me hizo tanto bien.

Ebrio del grato recuerdo de tu lienzo,
aguardando un sólo paso de tus pies…

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s