Hon

Cariño, no había manera de hacerlo con decencia,
dejarte no era parte de mis planes venideros;
hon, no hubo días en los que verdaderamente lo quisiera
y tampoco arrepentirme formó parte de mis argumentos.

Cariño, no habría forma de olvidarte con paciencia,
quemarme con tu fuego no era parte de mis sueños;
hon, no hubo pesadilla que más se repitiera
y tampoco es mi estilo volver la vista hacia antiguos acontecimientos.

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s