Flock

A ritmo de muerte, a ritmo de falsas historias,
un vals comenzó y se hizo memoria;
a ritmo de destrucción, de verdades idiotas,
un vals comenzó y se hizo victoria…

Y nadie más cuestionó a la oratoria,
el rebaño se hizo de rebeldía ilusoria;
y nadie más cuestionó a la oratoria,
el rebaño se hizo aliado de toda la escoria.

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s