Turbamentum

No te veía pero estabas
apuntalando mi realidad;
eras oscura, me contemplabas,
te aprovechabas de mi vulnerabilidad.

No te veía pero acertabas
con asecharme en la intimidad;
eras fisura, me deletreabas
como quien lo hace en un ritual.

He abierto los ojos, te desnudabas,
a todas horas solías llegar;
eras holgura desequilibrada,
todo el desastre que había en mi hogar.

No te veía pero escuchabas,
me comenzabas a intoxicar;
eras insulsa, eras deidad
de tantos miedos que no supe explicar…

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s