Menester

Así tiemblan las manos
y el autocontrol estalla,
el templo del alma
pierde sus destellos…

Y sin alimento
sólo queda la infamia;
no es sólo cansancio
es insatisfacción a dentelladas;
sin conocimiento,
ojalá ser parte de la nada
para no necesitar lo que desde el cuerpo
tanto ansía el alma.

Muerto en pleno escenario
y la ansiedad en ascuas;
la soledad es riesgo
y algo haré para evitarla…

Sin alimento,
sólo queda la infamia.

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s