Goce Funesto

Jamás me sentí tan perdido
como en esa noche de junio;
enseguida supe que de mí sería
lo demasiado poco que hoy queda;
esa lengua y esos senos, esos besos,
ese sexo y esa rueca, esos miedos,
todo conducía directamente a la tormenta…

Jamás me sentí tan perdido
como en esa noche de junio;
enseguida supe que de mí sería
lo demasiado poco que hoy resta.

Era eterna, del cielo al sexo,
un cometa, un final, un goce funesto…

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s