Le Désir

No son pocas las ganas de seducirte
con los versos más inoportunos,
esos que te saquen de tu escondite,
de tu lecho insatisfecho y poco abrupto.

No son pocas las ganas de incordiar,
de seducir tus sentidos y desnudar
la verdad que tan bien has sabido ocultar.

No son pocas las ganas de seducirte
con los trazos más oportunos,
esos que te exciten hasta herirte
como herido va tu pecho en dolor de ayuno…

No son pocas las ganas de incordiar,
de seducir tus latidos y desnudar
la satisfacción que sin mí te volvió a abandonar.

Blog Oficial de Messieral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s