Ardores

A punto de caer,
sin fuerzas
y con la herida hasta doler;
nada me libraba.

Te juro que dolía tanto
que no dolía, solía arder;
aparecías en mi delirio
y aliviabas mi mal ser.

A punto de caer,
a tientas
y con el triste menester
de la sequía.

Te juro que dolía tanto
que no dolía, volvía a arder…

Blog Oficial de Messieral

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s