Una vez sumadas las doscientas cinco razones que tengo para no quererte más, es sencillo admitir que el tiempo que perdí contigo no lo podré recobrar  ni diciéndote adiós, ni olvidando tu ojalá.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,018

Anuncios

El Reflejo de tu Imagen Dentro de mi Cuerpo

Yo ya sé
lo que hay que  hacer
y sé también
lo que hay que ser;
tengo lo que hay que tener
no te fíes, te puede doler.

Y aunque haya estado tan quieto
durante todo este tiempo,
ya no me angustia el reflejo
de tu imagen dentro de mi cuerpo;
hay más anhelos, más vicios, más tiempo…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,018

Toda la esencia que pinté en el muro de su contención, fue una idea que una vez soñé, fue el precipicio que nunca olvidé.

Y ahora que está mucho más distraída que nadie, ahora que suele llorar de alegría cuando no le ven, ahora es momento de guardar la vida para lo que vendrá después…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,018

#WritingChallenge | Día 14

ddía-14

Haré una historia de mí, sin guardar los detalles, sin gritarme por dentro que solo que estás. Diré que no nací en abril, pero casi, que si nací en diciembre fue un asunto de vanidad.

Diré que no tengo idea de dónde provengo ni quien me engendró, diré que no tengo idea de si fui amado o si nadie me amó. Que demasiado chico, siendo un niño, me quisieron obligar a ser mayor, tan formal y tan serio, como cualquier niño con insatisfacción.

Apto para soñar en grande y para recibir el golpe de la mano que le debió cuidar, apto para interpretar las hermosas canciones que le hacían soñar, apto para jugar al fútbol de manera tan ágil y tan singular.

Pero tan poco apto para  afrontar la crueldad que en el mundo los seres humanos suelen cultivar y para la mentira que herirá, toda sensibilidad del futuro que está por gestar; tan poco apto para engañar, para mentir y para llorar.

Y no estaba tan solo pero estaba roto, la sonrisa era un regalo que solía crear, omitir frente al mundo con triunfos que el alma iba herida; omitir con sonrisas las lágrimas del corazón, continuar y no hacer importante el daño, la injusticia y los golpes que me dio mamá, porque al final de cuenta ni Dios, ni familia tienen el derecho de hacernos el mal.

Y la vida siguió, como sigue en todos estos casos; el exceso mayor lo conocí desde los trece años pero jamás hice daño a nadie, siempre busqué la manera de estar en paz con lo que quería y en paz con quien lo compartía; en paz con mi alma y con el alma de los demás.

Entre clases de inglés, coro, fútbol, karate y melancolía, entre sexo excesivo libre de complejos y compromisos, un poco de cristal y otro poco de alivio, entre escapar de casa y no ver el peligro, fui creciendo, haciéndome daño sin hacérmelo del todo o quizás sin comprenderlo, yo quería escapar del recuerdo tempestivo de la niñez que al final de cuentas si me hizo tanto mal.

Y la vida siguió, ya te llaman mayor pero a penas comprendes que lo anterior lo hiciste un muy mal, conocí el amor que salvó e hizo hermosos cuatro años de mi vida y me devolvió al que soy, el que todos los triunfos con esfuerzo y  pasión conseguía. Conocí el amor y cuatro años después la mayor alegría que puedo tener, el fruto del querer ahora tiene distinto sentido.

Seguir adelante fue fácil, escribir las canciones dignas de su amor, escenarios y un disco que aun arde, la verdad en los tiempos en los que tanto me dio; un camino distinto hacia el frente, dejarlo todo cuando todo cambió.

No mirar hacia atrás y pensar que era lo mejor, pero, al final, comprender que no fue sensato era otro error, logré caminar hacia un mundo bastante peor, el problema empezó en la cama de un amor sin las alas; aterrizando de golpe, porque no pudo ser, aterrizando inconforme, porque la sociedad antes etiquetó lo que quise querer.

Y volver a caer en las manos, de un amor que tan poco duró, relación tan repleta de enfados, de las malas costumbres que ella inventó. Puta vida tan llena de injustas medidas, de la deslealtad mortecina y del arrepentimiento que incluso en este mañana aún me asfixia.

Pero se sobrevive muy bien a pesar de haber perdido lo más importante, lo más grande y lo que me salvó; aún me sé divertir y soñar y creer que mi trágico error no durará por siempre y que a la vuelta del mundo volveré a creer en el amor y a encontrarlo tan dulce esperando por mí; aunque no me importe demasiado si no llega, todavía se reconocer que quisiera que viniera a abrir las puertas de mi corazón intranquilo y con su tacto femenino sanar todo lo que jodí.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,018

Aún me sonríes, aunque no lo merezca, desde la fotografía que descansa entre mis libros y tu calidez es tan exacta como cuando entre líneas descifraba tu amor de esmeralda.

Soy el mismo pero más tocado por tu amor, por tus luchas, por la canción que tarareabas cada tarde cuando aún nos sonreías.

Soy el mismo pero más tocado por tu amor, por tus nuevas alas, por la canción que ahora tarareas cada tarde cuando en el vuelo de los verdes sueños te eternizas.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,018

Disfraces varios para afrontar tanta caída y tanto resucitar, disfraces sabios para la noche y el  día en que no nos supimos amar.

Disfraces varios, a lo Cantinflas, para eternizar este momento en que no estamos muertos y aún lo podemos postergar.

Disfraces varios para olvidar tanta caída y vuelta a empezar; disfraces sabios para la noche de un día en que aprendimos a continuar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,018

Almíbar

Almíbar rebautizado con dones de alcohol,
toda una tarde de año nuevo que comienza hoy
y el sinsentido del carmesí sobre el destino abnegado,
hoy es siempre y nunca, hoy nadie lo eligió…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,018

Todo Se Va

Después de esta soledad, torbellino,
se desmiembra la ciudad de mis vicios
y no queda más razón para quedarse a respirar,
todo siempre finalmente, todo se va… Y se irá.

Después de esta soledad, aullido,
se desangra la mitad de mis juicios
y no tengo miedo a nada ahora que se va a escapar,
todo siempre, finalmente, todo se irá.

Y no queda más razón para quedarse a respirar,
todo siempre, finalmente, todo se va…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,018

En la claridad de tu oración a la luna pude discernir tu oscuridad acariciando tus alas, fue la devoción a tu breve maldad lo que acabó por convencerme de compartir contigo este andar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,018

Supimos de Amor

Una vez empapados del arte,
bailando tan lento, supimos de amor
y no fue el aullido del hambre,
ni el precioso momento
la verdad de este fin.

Por un momento tan inalcanzables,
tan hermosos, tan cautivantes
que no sé cómo pasó.

Y flotar a tu alrededor
como planeta que orbita,
tranquilo, cerquita del sol;
y atrapar tu embarcación
bajo la cobija
que cubría mi cuerpo en erosión.

Una vez empapados del arte,
bailando tan lento, supimos de amor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,018

Mi Más Grande Acierto

Te dejé a la sombra de un verso
cuando tus ojos cansados sostenían
mi mundo sobre las nubes del duelo;
y fui exacto al calcular los besos del día
mientras contaba tus lunares de cielo.

Me encontré a la sombra de un verso
cuando tus alas cansadas sostenían
mi mundo sobre las nubes del viento;
y cuidé de ti, mi más hermosa fantasía,
para que  se conservara mi más grande acierto.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de Septiembre de 2,018

#WritingChallenge | Día 13

ddía-13

El primero y más importante de mis sueños es llegar con vida al once de diciembre de este año. Mi cumpleaños es el 10 de diciembre. Les explico, desde muy pequeño tuve la sensación extraña en mí de que sólo viviría 28 años, no era un gusto suicida de pensamiento sino algo muy serio que sentía. Hace algún tiempo dejé de sentirlo y ahora mismo que tengo 28 años deseo que no ocurra; y tengo ahora mismo la sensación y la esperanza de que si llego a los 29 años haré con mi vida algo extraordinario.

No sé si tenga algún sentido decirlo pero ese es el primero. Por todo lo demás quiero seguir creciendo como persona, como artista, quiero mejorar día con día y aprender cosas nuevas cada vez que sea posible.

Me han preguntado mucho si tengo el sueño de publicar mis libros con alguna editorial o si pretendo llegar a un sitio más visible con mi música y la respuesta siempre es sí, pero a pesar de ser muy impulsivo en mis decisiones también sé esperar el momento indicado; que por cierto, ese momento estoy seguro de que está llegando.

No me gustaría ser un autor o compositor de estantería, del que su producto no sea consumido y termine en ofertas rebajadas lo más posible para que se venda; quiero ser un autor que logre impactar millones de almas y de conciencias, no hacerlo únicamente mediante la publicidad a mis obras o composiciones, sino a través de las conexiones infinitas que nuestra energía sentimental humana es capaz de crear. Me gusta causar diversas emociones en las personas que me leen, me gusta que se sientan identificados con lo que escribo, recito o canto, eso me hace muy feliz.

Así que no se impresionen por la cantidad de entradas que escribo al día, la verdad es que es una especie de entrenamiento, para escribir mejor hay que escribir más y ser constantes. Porque a través del vínculo que voy teniendo con quienes me leen, gracias a todas esas sensaciones personales que le imprimen a lo que yo escribo, mi aprendizaje y capacidad de autor va en aumento. Esto no se trata de cifras, ni de colecciones de likes; aunque siempre les voy a estar agradecido por todo el tiempo que se toman para leerme, para comentar mis publicaciones y para valorarlas; se trata de compartir lo que hay en mi interior con todos ustedes para que interioricen e interpreten lo que yo les comparto. Cada uno de ustedes que me leen son parte de cada verso que yo escribo, de cada palabra.

Otros de mis sueños tienen todo que ver con viajar, con vivir algunas temporadas en otros países para conseguir con ello aprender más de otras culturas y enriquecerme como ser humano.

Tengo sueños claramente mucho más banales pero no creo que haga falta tratarlos en esta entrada, tampoco los familiares o los que tienen que ver con la salud; de lo contrario esto tomará un sentido bastante extraño.

Otro sueño que tengo es que inventen antes de que muera un proyector mental porque tengo idea fantásticas en ocasiones y no sé traducirlas a un plano visual, ya que el dibujo no es lo mío y mucho menos el modelado.

Mi intención, ya dejando de lado la divagación, es dejar un legado muy importante a nivel artístico, me gustaría no ser olvidado y que de algo sirva todo este amor que le tengo al arte. Si no lo consigo tampoco pasa nada, el amor será siempre el mismo, pero si es algo que me encantaría. Siempre me ha gustado no ser uno más del montón, en términos de esfuerzo y de disciplina artística…

Muchas gracias a todos y todas por estar, por continuar leyendo las entradas de este challenge, les espero la próxima vez.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,018

Las horas como el viento, cuando tu voz, cuando tu risa. Las horas como el vino, cuando tus ojos, cuando tu piel … Cuando el papel es el nocturno cielo y nuestro verso un gran lucero naciendo con la luz de doce gardenias que la luna olvidó a propósito en tu cuerpo.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,018

No te enamores tan pronto que estamos muy bien así, no te ilusiones tan pronto que vamos mejor así… El tiempo es un asesino de historias y no tendrá compasión ni de ti ni de mí; estamos muy bien así, quedémonos un rato más aquí…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,018