Rencores de Olvido

Tus notas suaves
y acordes tenues
conservan el lunes
de nuestros besos más leales.

No hay demasiadas opciones
en un mundo cruel y herido
que no entiende de emociones,
que no entiende del camino.

Si algo cambia faltan tus manos,
aunque tu memoria no olvide,
ni guarde rencores vanos
con lo que a ti te lastime,

Y no quedan demasiadas noches
en este mundo con rencores de olvido,
que no te dejan soltar mis amarres;
que no me dejan dibujar tus latidos…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de diciembre de 2,018

Anuncios

Un Sólo Resplandor

Este sagitario abandonado por la salud
aún recibe en la oscuridad tu bendición,
no vuelve la vista atrás ni piensa en ataúd
pues percibe todavía fuerte cada latido en el corazón.

Este sagitario herido de juventud
aún escucha cauto tu dulce voz,
observa la vida siempre de norte a sur
como el que busca en toda oscuridad un sólo resplandor.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de diciembre de 2,018

Señal & Significado

Existe una señal
mágica y hermosa
en todo lo que sueñas
y en todo lo que das.

Existe una señal
precisa y bondadosa
en todo lo que luchas
y en todo lo que hay.

Pero existe también
un significado bajo tu piel,
para toda señal que aparece;
para toda emoción que te crece
al centro de la historia que te acontece.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de diciembre de 2,018

No te Reconoceré

No te reconoceré
cuando delante de mí
aparezcas en otro diciembre
y tengas muchas ganas de hacerme feliz;
no te reconoceré
cuando recuerde un abril
pero me olvide de tus ojos tristes
y tengas tantas cosas aún por decir.

No te recordaré
y el silencio que nazca de mí
rodeará tu nuevo nombre
con la calma que te faltará a ti.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de diciembre de 2,018

Cada Vez Más Lejos

Me puedes volver a querer
u olvidarme con todas tus ganas,
me puedes volver a morder
o conquistarme con dulces palabras.

Yo voy por la vida de paso
y el paso que doy no importa demasiado,
estoy demasiado cansado
como para prestar atención a tus actos;
estoy demasiado cansado y fumo despacio
lejos, cada vez más lejos, de tu teatro…

Me puedes volver a crecer
en el centro de todas las desgracias,
me puedes volver a temer
o asesinarme en tu ruda matanza.

Yo voy por la vida de paso
y el paso que doy no importa demasiado,
estoy demasiado situado
al centro del infierno más bajo;
al centro del invierno más agrio
lejos, cada vez más lejos, de tu teatro.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de diciembre de 2,018

Tranquilo

Estoy tranquilo,
siendo un mal perdedor
porque yo nunca pierdo,
porque yo ya no siento;
porque a veces el viento
me eleva de vuelta al suelo.

Estoy tranquilo,
siendo un mal anfitrión
porque yo nunca enciendo
un par de velas para sentir calor;
porque yo ya no pierdo,
porque yo ya no entiendo
si me elevo o desciendo
de vuelta al recuerdo…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de diciembre de 2,018

Los de la Escarcha

En el futuro de nuestros otoños,
una canción nos escribe con rabia
e incluso subraya nuestro abecedario
como quien apuñala la peor de las causas.

En el futuro de nuestros refugios
un mal poema nos hiere las palmas
e incluso disfruta de suspirar tan profundo
cada vez que de amor no se trata.

Porque esta última batalla no es destino,
es la última vez que en tu juego me atrapas;
ya no somos los de siempre, los del idilio,
somos los del rencor, los de la escarcha.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 6 de diciembre de 2,018

Mi más Grande Temor, Mi más Grande Talento

Siempre llevando a cuestas
el miedo a ser vulnerable,
una edad de cuatro años en el corazón,
un dolor que no soy yo;
pero se hizo tan difícil
durante tantos años
aceptar el potencial de mi sensibilidad
como mi arma más poderosa,
como mi más enorme capacidad.

Y fui por tanto tiempo evadiendo,
con una coraza que yo mismo inventé,
la fragilidad en mi alma con agresivos modos,
con excesiva velocidad y proteccionismos tontos;
conquistando a casi cualquier chica a mi paso,
siendo pretencioso y sincero, aunque no por completo,
porque nunca dejé ver que en el fondo mi más grande temor
siempre fue ser sensible y vulnerable como necesito;
y que es mi más grande secreto para alcanzar tantas vidas
con lo que más disfruto hacer que es poesía.

Mi más grande temor,
el que me causé yo mismo,
sin saberlo, a penas siendo un niño
siempre fue mi más grande talento.

Todo lo que conseguí
y todo lo que he vivido,
todo lo que me hace libre al fin
siempre fue parte de mí.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de noviembre de 2,018

Más Allá de Mí

Nunca quise tener claro a dónde ir,
nunca supe necesario mi existir;
hasta que supe ver más allá de mí
y me hice fuerte a base de insistir.

Nunca quise tener claro qué decir,
nunca me gustó jugar a eso de mentir;
y hoy conservo intacto, al escribir,
toda esa magia que yo siento por vivir.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de diciembre de 2,018

El Olvido y los Sitios

En silencio es como descubrimos el precio
que tiene el olvido y que tienen los sitios
en los que jamás volveremos a incendiar
las letras del poema que, juntos, supimos habitar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de diciembre de 2,018

Acabamos de Envejecer Despacio

A donde nos lleve la noche
estaremos a salvo,
sería  prudente quererse
ahora que nace el pasado;
para no volver a herirse,
para sentirse acompañado.

Sería prudente abrazarse,
la vida camina sin andamios
y siento que a veces es un desastre
pero a veces también que es necesario;
que el ídolo que tuve de adolescente,
el que tanta libertad presumía en los escenarios,
ahora también es padre, el compromiso llega tarde,
y acabamos de envejecer despacio…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de diciembre de 2,018

La Chica de los Dados

Todo luce diminuto,
será que ya crecí;
todo es nada y absoluto,
será que me perdí.

La última vez que recuerdo
estaba al frente de un balcón,
esperando a la chica de los dados,
segundos más abajo de su habitación.

Todo luce diminuto
será que yo vencí;
todo es nada y absoluto
será que sigo aquí.

La última vez que recuerdo
estaba al frente de un dragón,
esperando a la chica de los dados,
esperando a mi salvación.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de diciembre de 2,018

Trastumbo

El vacío absoluto
como punto inicial,
puede ser sólo un nudo
que debo desatar.

Yo creí que mi rumbo
estaba más cerca al avanzar,
pero mi rumbo siempre fue el trastumbo
que dejo a mi paso, en realidad…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de diciembre de 2,018

Unglück

Ya es demasiado dolor,
incluso para dar un paso;
ya es demasiado llanto
y errar mi triste condición.

Ya no pueden lastimar esta piel
porque ya nada me duele;
el interior está vacío también,
mi alma ya no es transparente.

Así que comienza a fingir
que ya no estoy aquí,
olvídame si quieres, al dormir;
imagina que el duelo vino por mí,
que no tuve escapatoria, que me fui.

No prestes atención si algo más tengo que decir…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de diciembre de 2,018

XI

Once años han pasado,
entonces, nos amábamos tanto;
aquel día de diciembre, el cuarto,
desayuno, sexo y escenarios.

Once años temerarios,
en los que hasta nos hemos alejado,
once años con sus daños
y ahora conscientes de todo cambio.

Pero no olvido el roce de tus manos,
ni el infierno que descubrimos al entregarnos;
todo es mentira si lo acabas evitando,
todo es tan real si el recuerdo trae tus labios.

Y aunque ahora no sepa quien eres, ni quien soy,
seguramente se encuentre tallado y sin pudor
nuestro más frecuente orgasmo en un color
que no conoce nadie más que nosotros dos…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de diciembre de 2,018