Cuestión de Viajes

Cuando el tiempo escape,
de ti y de mí,
será el viento el que nombre,
con sus manos, nuestro abril…

Será la canción la que beba
todo el vino que no compartí,
tú verás desde el borde la arena
y entre sus colores el cielo gris.

Será como extrañarnos sin dolernos,
será como inquietarnos por momentos
cuando frente a frente las batallas,
de otros mundos, muestren sus cometas.

Cuando el hotel que vimos arder
muestre la evidencia con su tinta
y nos vuelva a reunir con su hiel,
yo sabré vivir el resto de mi vida
con el sabor, en mi boca, de tu piel.

Porque cuando el tiempo escape
yo lo haré con él,
caerá el manto helado de mi recuerdo
y tu beso será el mejor equipaje;
olvidarme de ti no es cuestión de tiempo,
pero quizás sea una cuestión de viajes.

Recorrer el mundo
como antes lo hice con tu cuerpo
podría salvarme del milagro de ti;
de ti y de un milagro y de mí…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de enero de 2,017

Origen: Cuestión de Viajes

Anuncios

Con una Historia que Nunca Acabó…

Baila despacio, en círculos sobre mi pecho,
descubre el augurio latente de amor que envolví,
sueña con una historia que nunca acabó,
que siempre empezaba en abril a reír.

Lléname de besos como hace algunos años,
siéntate en el pasto y déjame reconocerte,
no tengas miedo de las tardes, que quiero amarte,
vuelve con cada verano intenso de armonías,
hermosas como aquella uñita de gato que tanto querías.

No me olvides del todo, cuando llega el cumpleaños
de aquel cielo que hicimos tan nuestro, me vuelvo a preguntar
por qué terminamos, si ahora mismo no veo
una razón suficiente para no amarte como antes del vaho.

Vuelve a llover en agosto para mí,
enséñame el diciembre en que me hiciste tan feliz,
escucha al oído el susurro perfecto de mi voz,
vuelve a sonreír con esa hermosura divina y turrón
porque estas tardes de ahora son muy insoportables sin vos.

Dame el collar de reservas, muestra el exacto yin yang, entrevuela,
gústame al momento del primero de los besos, que el segundo sabía mejor,
lluéveme otra vez en agosto, cautívame siempre en abril,
guárdate restos de enero por si un diciembre me empiezo a morir…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de abril de 2,016

Origen: Con una Historia que Nunca Acabó…

Frente a la Hoja en Blanco

Frente a la hoja en blanco
soy la tinta desparramada sin problemas,
una canción con falsete, al borde del desgarro,
con agallas buscando la cura de mi tristeza.

Porque la vida ha golpeado fuerte esta vez,
su juego de piernas sin duda perdió estilo
pero me ha puesto contra las cuerdas como puedes ver.

Es cuestión de tiempo, de recuperar el anhelo,
de seguir golpeando hasta que duela o deje de doler,
porque no es la herida lo que duele sino el tiempo,
el tiempo que se pierde frente a este mareo de entretiempo.

Soy tinta desparramada también por tu piel,
no dudes en pensarme si acaso empieza a arder.

Y seguir, la vida siempre sigue, nada es tan grave,
nada es suficiente, muere y verás que nada es diferente,
esta noche no llueve, pero mañana seguro que amanece
y aunque me queje de ti y te deje, es mejor olvidar tu incipiente
forma de amar, que a la de la mayoría de la gente, no es tan diferente…

Quiero decir que la hoja en blanco siempre has sido tú.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de noviembre de 2016

Origen: Frente a la Hoja en Blanco

Verbos de Templanza

En puerto las cosas no van tan mal, recostado en mi balsa miro al cielo, canto verbos de templanza. Ya no voy a luchar contra la marea, dejaré que las olas me sumerjan, aquí voy a esperarla un día más, sé que vendrá a secarme la piel con sus besos y que su arte será amarme siendo una suma perfecta de todas aquellas que, en vida, me amaron bien.

Y quizás llueva, quizás mi balsa empiece a hundirse, pero no voy a escapar, le estaré esperando, como la aurora a unos ojos que le sepan contemplar, ya la puedo imaginar, la estoy escuchando hablar, el cielo amenaza tormenta  y yo creo que es ella próxima a llegar.

Fueron tantos los años de esperar por un sueño que al final me ha hecho heridas que no puedo sanar, pero a lo lejos hay alguien más, una muchacha de vestido incoloro que trae en la voz verdaderas razones para salvarme, y yo sé que se aproxima, yo sé que estaré bien cuando ella se arrodille frente a mí y con sus ojos llenos de franqueza me invite a ser feliz.

Quizás ella, al igual que yo, no sepa distinguir tan fácilmente con sus ojos la distancia entre el rojo y el café, no tenga ganas de fingir algo que no es y alce la voz para decir lo que siente aunque al mundo le cueste tanto escuchar la verdad, le cueste y cueste.

Quizás tenga, al igual que yo, ganas de amar sin lastimar, quizás tenga sapiencia en vinos y en lugares, quizás quiera aprender que el sexo es un arte, que devino del amor, y no un juguete prematuramente multicolor.

Quizás nunca se canse de caminar, al igual que yo, por las calles principales de esta ciudad, quizás desde el primer instante no nos perdamos el tiempo sin tomarnos de la mano o sin observarnos enamorados, al estar frente a frente en los cafés de la avenida más hermosa del país. Quizás tenga tanto miedo a ser injusta como yo y tenga un leve vértigo que la haga perfecta para mí.

Ya no  me importa el infinito que prometían otros cielos, sólo quiero que llegue y que se quede para hacer cada poema y canción, con la verdad que yo preciso, con el candor de todo lo que soy, que ya le espero, que ahora recuerdo que alguna vez la crucé por la calle y a su sonrisa sonreí.

Quizás le encante el mar como me encanta a mí, quizás, al menos, sepa la diferencia entre Mozart y Beethoven, entre amor y trampa, entre dulzura y crueldad. Quizás prefiera ser feliz y lo seamos verdaderamente hasta el borde fin…

Quizás sea una de esas rarezas hermosas que han leído más libros que los años que ha cumplido y extrañe las smoking rooms, al igual que yo. Viene.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de mayo de 2,016

Origen: Verbos de Templanza

Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Hermosa la exactitud de esa mañana,
imprecisión sólo en el viento atravesando tu vestido,
pues mi armadura fue ese viento, desde enero hasta el cielo,
y luego la caída, el abismo, los senderos iracundos de la hermenéutica
intentando explicar cada una de las lágrimas que tatuamos en esas últimas cartas…

Volver a verte ahora que miras de cerca mi sonrisa
es como rodar pendiente abajo sin pensar en nada,
quizás sea una fe de errata que la vida nos plantea
o un silencio demasiado ruidoso a través de mi diafragma.

Y es que hay un secreto que me gritan tus pupilas,
un conteo regresivo hasta iluminarme con el resplandor con que ahora brillas,
como si el renacimiento de las artes iniciara en el beso que prometes intencionalmente
porque me recuerda todos aquellos besos que nunca olvidé por recordarte,
por vestirte indeleble y desnudarte con esa proyección astral del buen maestre…

Volver a verte ahora que miras de cerca y me acaricias
es muy parecido a la felicidad, como cuando te miro a los ojos
y me sorprendes con tus labios rojos encendidos en memorias
que predicen el amor contemporáneo capaz de enloquecer nuestros antojos.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de octubre de 2,016

Origen: Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Cuando Comienzan los Finales

Cuando comienzan los finales,
acto seguido, aparecen
rodeándote nuevas oportunidades,
se trata del sano juicio que aún arropa la vida
para que puedas reconquistar esas cimas
que antaño siempre insistías.

No somos de hueso y carne,
si un sueño no se desgarra ni se rompe,
si no se quiebra ni se roza a golpes.

Cuando comienzan los finales
tres cuartas partes de una lágrima suicida,
en un cóctel para gourmets de esperanzas,
se unifican con la longitud de una sonrisa
y aquel beso a tiempo que nos salve la vida.

Porque eso de maldecir los días grises
es tanto como obviar que hay abriles
en los que la vida es capaz de reestructurar
almas heridas de absoluta soledad.

Cuando comienzan los finales,
un horizonte es el perfecto inicio.

Cuando comienzan los finales,
tú, yo y nunca renunciar…

Tú, yo; ya no negarse a vivir.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de diciembre de 2,016

Origen: Cuando Comienzan los Finales

De Oro y Jade

Ayer cruzó mi pasado frente a mí,
se veía mucho mejor, más feliz,
si lo comparamos con lo que ahora tengo aquí;
este mal amor que ha conseguido desgastarme,
roerme, desesperarme, arrebatarme lo que fui.

Hay luchas que no se deben continuar,
hay amores que nacen muertos,
que nos empeñamos en latir,
es que había tanta esperanza en mí
y ahora sólo malos recuerdos de ti.

Entiende que yo aún puedo luchar por ti
pero no voy a hacerlo, no lo haré,
pues si te casas conmigo por las santas leyes del vacío,
romperías de mi credulidad, poco a poco los vidrios,
y para esos finales un balazo en la sien ha de ser más divertido.

Debí comprender a tiempo
que si te entendías y te gustaban las minucias,
tipos tan feos y poca cosa,
era por la misma semejanza
que guardaban contigo y con tus pasos…

Debí comprender a tiempo
que nunca tuve que alejarme de ese abrazo,
oportuno y sincero, de oro y jade;
que ahora recuerdo todo el tiempo,
mientras a ti sólo pienso en olvidarte…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de junio de 2,016

Origen: De Oro y Jade
Published On: 22/06/2,016

Calle Esperanza (Otra Piel que Crece Sobre Ti)

Calle Esperanza suele ser mejor
cuando el amor predomina en ti,
cuando el silencio no puede herir
y abrazos restauran un corazón…

Aunque ahora duelan las maneras
que tiene la vida de acariciar
sobre esa llaga luego de sangrar,
sigo creyendo que está bien sanar.

Calle Esperanza quiere resurgir,
llenar de luces la brisa de tu mar
y ser otra piel que crece sobre ti.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 12 de noviembre de 2,017

Origen: Calle Esperanza (Otra Piel que Crece Sobre Ti)

Published On: 12 /11/ 2,016

Siempre Más…

Te miro chiquitita
desnuda sobre la cama,
leyéndome palabras
que sólo suenan bonitas en tu boca.

Te miro preocupada,
la vida trae trampa y maña,
como traemos tú y yo
saliva y alma de muy cerquita.

Eres el sentido de mi vida,
el refugio de mis angustias,
tú tienes el don de hacerme sentir
invencible ante lo que pueda ocurrir.

Eres los besos y el amor
que quiero saborear a diario,
una manta de caricias dulces
diseñadas exclusivas para mi piel.

Te amo, sin miedos, te amo,
con todo mi esqueleto de triunfos,
con todo mi cielo de fracasos.

Te amo y no hay tarde más bella
que la que arde en tu mirada y en tus cejas,
eres el mejor verso que me nombra,
eres todo y siempre más…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de febrero de 2,016

Origen: Siempre Más…

Caricia Futura II

Te esperaré en piel de amante
como a esa caricia futura
que nutre el color de tu instante
y entierra el pasado que dura.

Llenaré de sonrisas nuestros mares
con la feroz canción de tus lágrimas,
te esperaré y si acaso consigo besarte
serán de magia las noches tan agrias.

Porque el momento de ese beso
llenará de suspiros la infancia,
caricia futura; a fuego lento…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de noviembre de 2,016

Origen: Caricia Futura II

Polvo De Diamante Para Dos

Aquella vez cristales de hielo se precipitaban sobre la piel debilitada de la ciudad, la caminata vespertina esa vez no iba a curar las heridas, el dolor, ni tan amargo sabor. La despedida se nos aproximó de tal manera que no tuvimos tiempo a reaccionar, ni a encontrarle una respuesta, al menos superficial, a todas aquellas preguntas que todavía flotaban como pequeños fantasmas observándonos.

El ingrediente primero podía sentirse, más que sobre la piel, en el centro del alma que adolorido sollozaba. La temperatura de la frialdad ante la ausencia de caricias y del calor de tu cuerpo se había implantado en el centro de mí y de cada uno de los habitantes de los universos que juntos descubrimos. Nuestra canción nunca volvería a devorar de la misma manera dos corazones, como el tuyo y el mío, como el mío y el tuyo, como el nuestro que era uno solo en cada ciudad que juntos conocimos. El frío intenso rodeaba a cada uno de los besos que nos dimos, mismos que agonizaban con tierna desolación, dejando a la respiración descansar de vida.

El ingrediente segundo se presentó borrando nubes y estrellas de los cielos, desdibujando las sonrisas que liberamos al viento cada día de nuestro idilio, no esperaba menos porque siempre supe que las catástrofes existen para desvanecer todo a su paso y tener que estar sin ti es la catástrofe más grande a la que tuve que acudir. Traté de elevar remanentes de tus miradas y de tus besos para que nuevamente existiera la posibilidad de un paraíso lleno de esperanza, pero fue inútil, no lo conseguí y a medida que los minutos transcurrían se iba agrandando el tiempo de ausencia, de vuelos comerciales y de aves, por el celeste brillante y el blanco pragmático del cierzo bajo el que nuestro amor fue parte de él… No te asustes y no hagas tanto caso, es sólo que sin ti, los cielos se han despejado de una forma tan preocupante. Si a ello sumamos el frío insoportable, sabrás que no es tan bueno respirar, no lejos de ti.

El  ingrediente tercero apareció por ocho quintos de siete lágrimas que derramé sobre una fotografía, en la que te volví a encontrar, se escondieron tan precipitadamente en ella con la intención de volver a tocarte la piel, pero fue imposible y la humedad se ha quedado a vivir en mi hogar, que siempre será tuyo, que nunca podrás olvidar. Y aunque por las noches los muebles sigan crujiendo, jamás pensaré que es a causa de entes del más allá porque no existe, para mí el más allá es donde te encuentres, ese lugar secreto a donde el invierno te llevó, para extrañarme tanto como ahora te extraño yo.

Polvo de diamante cuando los amantes, se alejan de tan hermosa ciudad, del universo del que fueron más que una parte y se aproximan a la espiral de seguirse amando sin aceptarlo y sin poderlo evitar…

Y así los gritos, toda la desesperación, el vino agredido, la triste canción, tanto silencio en poemas desnudos, muertes fugaces de cuartos hundidos; ya sin tu cuerpo, sin labios de amor, ya sin el viento, sin tu hermoso candor sólo me queda una vida ojerosa, un mal milagro que no se cumplirá, tantas preguntas sin verdades a medias y polvo de diamante esparcido en mis llagas, y la inmarcesible noción de no poder morir en paz…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de octubre de 2,016

Abscisas

Con su mirar de niña
la encontré,
siendo tan sólo
un joven de cometas;
con su primer sonrisa recité
dentro del corazón versos de estrellas
y su caricia suave de inocencia
me hizo más feliz el tiempo en su presencia.

Con su mirar sin prisas
la solté,
siendo tan sólo
un explorador de abscisas;
con su última nube naufragué
dentro de un mar lleno de sus ausencias
y ahora cada vez, en cada orilla, en cada playa
aún nombro con sus letras a la tarde que, sin ella, se desmaya…

Y te puedo jurar
que nunca volví a ver a alguien más bella,
te puedo asegurar
que no habrá jamás una niña como aquella.

Pálidos labios para mi noche triste,
misma en la que sonrío al recordarla,
amor de la piel de un milagro transparente
y una lagrimíta tonta inundando mi avenida…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de febrero de 2,017

Origen: Abscisas
Published On: 23 / 03 / 2017

Uno Mismo

Era una mañana como cualquier otra
pero con la mirada más abstracta,
allí te encontré rodeando mi espacio
con el leve silbido de tu espera.

Me esperabas de una vida anterior
y yo no supe responder otra cosa que sí,
a la intención pletórica de tu voz.

Me enredaste la vida con los pormenores
de tu piel y el eclipse de luna en tus ojos,
me tildaste de platónico por lo inalcanzable,
sin darte cuenta de que me tenías atrapado.

Intenté besarte los labios y fue imposible,
imposible besarte los labios, toda tú eres alma,
y quise quedarme a vivir en tus hombros
pero me deslicé despacio a tus pechos,
que hoy me abrigan como hojas a su otoño.

Me esperabas de una vida anterior
y yo no supe decir no a la costumbre
de fascinarme por lo extraordinario,
por lo increíble e inconsumible.

Te esperaba de cuatro calles atrás,
de cuatro historias de amor en las que no estuviste,
te esperaba de seis lunas atrás
en las que siempre bordear tu silueta quise…

De vidas anteriores, de calles adyacentes,
de vientres de ocasión y bulevares al olvido,
te esperé, me esperabas y ahora somos uno mismo…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de marzo de 2,016

Origen: Uno Mismo

Años de Sustantivos Esdrújulos (Pálpito, Sábanas, Éxtasis, etc…)

Por un pasamanos hacia ti,
me enfrento a la duda y suelo ver
la caída antes de que ocurra,
pero el valor esta vez está aquí,
me aferro de manos, no me detendré
hasta que vuelvas a verte segura…

Por qué he de pensar que la causa está perdida
si algo me dice que al pensarme vuelves a sonreír,
seguramente recuerdas cada momento juntos,
en especial los años de sustantivos esdrújulos
que hicimos parte del recital infinito de estímulos.

No te creas que el final es determinante
si tu imagen sigue hermosa en mi vista,
no te creas que ya no te pienso, si te siento
como te sentí frente al lago de secretos exquisitos,
en aquel perdido, propio y lejano vicio.

Late más fuerte, rompe los muros en tu cabeza y en tu corazón,
desángrate lo que quieras pero vuelve, que no eres tan importante
al final en una tumba terminaremos de escribir todo aquello que no fue,
al final en las cenizas terminaremos de ponerle nombre a tanto desastre,
vuelve y deja el orgullo en la despensa olvidada del patio de atrás…

¡QUE NOS HAN ENGAÑADO!
Cuando una puerta se cierra
basta con volverla a abrir…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de marzo de 2,017

Origen: Años de Sustantivos Esdrújulos (Pálpito, Sábanas, Éxtasis, etc…)

Éter de Solsticios y Equinoccios

PUBLISHED ON 21 marzo, 2016

Quedarme contigo es mi fin,
el fin de mi tristeza y ansiedad,
amanecer en besos lentos
y anochecer en tu intensidad.

Esperar junto a ti los solsticios y equinoccios,
éter tendido en el pasto de tu piel,
quedarme contigo será vivir,
vivir en un cuento nuevo cada día,
llenar mis bolsillos de sonrisas
y abanicar con paz mi desnudez.

Quiero ser las velas que inciten tu viento,
un momento eterno en pupila celestial,
quiero ser el día y la noche, tu caso perdido y encontrado,
de tu amor el rojo cometa que te haga vibrar y bailar.

Llevarte en mis brazos a un altar de cerezas,
casarme contigo por las leyes estelares, en su izquierda,
tener de testigos los mares del mundo y sus mareas,
casarme contigo si se trata de silente vino enamorado
y un baile infinito, sudor de alacranes, en pista sin fin.

Llevarte en mis brazos a un altar de moléculas
que al igual que tú y yo conformen el infinito,
ser preciso y sublime éter de solsticios y equinoccios,
ascender al cielo si precisamos nubes de pirotecnia
para hacerle entender al viento el color de nuestro amor.

Mi hogar está en tus calles,
las avenidas de tu piel son mi colchón,
mi descanso lo encuentro en tus pestañas hermosas
y si quieres saber, no me pienso marchar hoy…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de marzo de 2,016

Origen: Éter de Solsticios y Equinoccios