Las Vertientes de una Historia

De una u otra forma siempre he conseguido contar a quien me lee mi historia, mis historias. Nunca me ha gustado sentir que cada nueva experiencia que vivo tiene una sola estructura o una sola enseñanza; me gusta pensar que cada historia tiene varias vertientes que van sucediendo simultáneamente.

Soy demasiado observador y en ocasiones llego a notar ciertas posibilidades paralelas que están ocurriendo, justamente cuando transcurre la línea principal de una historia e incluso de la vida misma.

No todo lo que ocurre es necesaria y estrictamente bueno o malo, no todo lo que ocurre es lo que parece y hay cosas que quizás no sean tan inevitables. Es justamente una locura, mil historias en una misma, mil circunstancias, mil aciertos e infinitos errores, innegables posibilidades u oportunidades.

La única manera de salir ilesos, al menos un poco, me parece que es obedecer a nuestras pasiones y vocaciones con verdad, actuar y amar con verdad; entre la verdad y el amor a quienes somos y hacemos he encontrado las mejores respuestas que he podido brindarme a mí mismo.

Las historias siempre son fascinantes, para bien o para mal; lo más importante, a mí parecer, es crear cada vez con un poco menos de estupidez y con un poco más de honestidad… En el arte, en la vida y en la forma que tenemos de soñar.

Nueva Guatemala de la Asunción 8 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Mi Muerte y Resurrección Figuradas

Mis periodos de sequía literaria han coincidido a lo largo de mi vida con una sequía espiritual; y no me refiero a nada que tenga que ver con religión o con cuestionamientos existenciales.

Me refiero, más bien, al espíritu invisible de las cosas, de mis actos, de mis ganas; puedo afirmar que cuando me pierdo y no consigo escribir nada, es como si estuviese muerto y poco a poco tuviera que hacerme a la idea de la resurrección; para poder volver a sentirme capaz de crear, de ser, de amar y sentir.

No estuve tan mal en este periodo de muerte figurada, aunque al centro de una pandemia casi todo es desgastante. Lo que quiero decir es que este tiempo me ha servido para resolver asuntos personales que necesitaban colocarse sobre la mesa; además de conseguir distraer mi atención de la rutina diaria de escritor. Incluso conseguí apasionarme con algunos proyectos lejanos a toda clase de literatura.

De hecho hay demasiadas cosas que quiero compartir con ustedes y me estoy preparando para poder hacerlo de la mejor manera posible. Quiero dar un paso a la vez porque, en realidad, siento mi energía y mi pasión renovadas para con este proyecto que tanto me ha dado.

Estoy listo para presenciar la resurrección de este arte que desde hace tantos años me acompaña y quiero agradecerles por siempre estar; porque incluso durante mis periodos de ausencia han seguido leyéndome, escuchando mi podcast y mis composiciones.

Gracias a ustedes que me acompañan siempre será un gusto volver a vivir…

Nueva Guatemala de la Asunción 1 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios