Cada Tarde

Nunca podrás entender
la forma en la que el viento
sólo hace más grandes las llamas
que en mi interior se expanden,
ni el hielo que puedo crear
con estas manos que en el verso
nunca faltan a su conciencia
de fulgor repentino y carnal.

Yo, en cambio, nunca podré entender
el aguacero que cerró sus ojos a la vida
sólo porque el tiempo nos condena a muerte,
ni el idilio misterioso que tienen mis fracasos
con esta forma tan peculiar que tengo de caerme
sin tener tus alas cerca para poder reencontrarme.

Y se pierde bien,
se está infeliz
al lado de nuestros males.

Y se sabe infiel,
se ve partir
con un rastro de desconsuelo cada tarde…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de mayo de 2,018


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descarga tu copia gratuita en formato PDF
de “Conexiones Imprevistas” Volumen # 2
de la Colección Fernweh en el siguiente enlace: https://goo.gl/xYrArV

Y mira el video a continuación:

Anuncios