Quisiera poder verte completamente desnuda, así como veo tu literatura; para contornear, con caricias, las grietas que generan tantos versos que a la vez desempañan mi alma y la ropa que cubre mis más hermosos dramas…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de agosto de 2,018

Anuncios

Desnuda en tu Habitación

Desnuda en tu habitación
sé bien que no eres feliz,
que cada amor no ha podido
entregarte la felicidad de latir.

Desnuda en tu habitación
sé bien que no eres capaz de sonreír,
que cada error no ha podido
entregarte libertad al mentir.

Y sé que aunque te entregues
al orgasmo fingido de la culpabilidad,
nada lo va a resolver, nada lo va a cometer.

Desnuda en tu habitación
sé bien que no eres de ti,
que recuerdas el cielo de neón
que cruzamos de ida y vuelta hasta el fin;
y que lloras intentando con pasión
reconstruir lo que ya no podrá resurgir…

Y sé que aunque te entregues
al orgasmo fingido de la soledad,
nada lo va a resolver, nada lo va a cometer…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de agosto de 2,018

Cuando Somos Uno

Cuando te desnudo,
cuando te procuro
y el celofán de la vergüenza
cae sobre nuestra duela,
comienza a tener sentido
el amor en tiempos malheridos
que sana dulcemente la adultez.

Cuando me desnudas
cuando me procuras
y el celofán de la faena
cae con tal impertinencia,
comienza a tener sentido
el amor en tiempos sugestivos
que sana ferozmente la idiotez.

Cuando ambos desnudos,
cuando somos uno
y tu feminidad me besa con pasión,
sana el ángel roto
que ayer nos unía
a tu poema y mi canción;
como el cielo a una estrella perseguida
por la luz del día y el llanto del sol.

Sé tú mi objetivo y dirección
que nada diluya las líneas de mis mapas,
sé tú mi delirio y obsesión
que nada me sane del beso de tus mañanas…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de abril de 2,018


¡Ya puedes seguirme en Spotify, no te pierdas uno sólo de mis audiopoemas!

LA CHICA DESNUDA DE LA CALLE ROTTERDAM | VIDEO POEMA | MESSIERAL

La Chica Desnuda de la Calle Rotterdam
#Messieral
Suscríbete: https://goo.gl/ivb66m

Letra, Música y Voz: Messieral
Producción: Messieral Studio
Canción: The Solstice Orchestra (Messieral)

Próximamente en todas las plataformas de Streaming y Descarga Digital.
Todos los Derechos Reservados, Año 2,018 Messieral & Messieral Studio

Redes Sociales, Streaming, Descarga Digital y Contacto (MESSIERAL): https://plu.us/messieral

Redes Sociales, Streaming, Descarga Digital y Contacto (MESSIERAL STUDIO): https://plu.us/messieralstudio

La Bella Piel Desnuda de las Auroras

Cada vez que te beso
amanece un nuevo mundo
y al contemplarte
un sueño aún más profundo.

Cuando te marches
no se hallará la cantidad de amor
que en tu interior escondes,
ni con llanto, ni con flor;
porque a tus pasos se rinde la aurora
como la belleza a la piel de las estrofas
en la que escribo tu nombre
pronunciándolo sin errores.

Cada vez que te nombro
amanece un nuevo mundo
y al contemplarte
un deseo aún más profundo.

Cuando te marches
no se hallará la cantidad de amor
que en tu interior escondes,
ni con luto, ni con temblor;
porque a tus pasos se rinde la sombra
de la bella piel desnuda de las auroras
en las que aparece tu nombre
escrito sin errores…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de junio de 2,017

De Memoria tu Noche Desnuda

Recolectar las lágrimas frescas de tu amor
en un recipiente de cuerpo astral
para que el cielo decore el frío candor
de la belleza de un ángel que se va;
porque hay celestes más bellos que el sol
y huracanes precisos como un milagro,
noches eternas sin dulce color
entre peldaños de sabor amargo.

Yo me quedo dormido en tus manos de luna
como criatura que, sin consuelo, se aprende de memoria tu noche desnuda
y recorre despacio el secreto perfecto que guarda tu inquieta figura…

©®Messieral|messieral.com
Ciudad de Guatemala 17 de mayo de 2,017

Bajo el Aura Menor

Desnuda bailaba bajo el aura menor
y se emborrachaba de notas de amor;
desnuda decía «Te quiero encontrar»
y con sus caricias me invitaba a jugar.

María no era su nombre
y tampoco lo era Raquel;
cansada no estaba,
casada tampoco;
suele suceder…

Pero desnuda su aliento sabía mejor,
sus pies adornaban el nuevo color
que apareció en el cielo
en el mismo instante en el que ella nació.

Mirarla tan fijamente fue difícil,
consumar todo acto de amor tan casual;
lloviznar a su espalda una guerra civil
y adormecer su cuerpo un milagro de la pluralidad.

María no era su nombre
y tampoco lo era Raquel;
cansada no estaba,
casada tampoco
como suele suceder…

Desnuda decía «Te quiero encontrar»
y con sus caricias me invitaba a cantar.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de abril de 2,017

Toda la Vida

Si volviera a verte,
si volviera a hablarte
sé lo que ocurría;
porque jamás fui inmune a besarte;
si se enterara tu amante,
si conociera tu instante
como conozco tus mares
quizás sabría olvidarte…

Si respondiera tus mensajes
de hace tres meses,
si no me dolieras y no me gustaras
tanto como me gusta pensarte
quizás todo sería más fácil;
si hubiera olvidado tus besos,
si nuestras canciones ya no tuvieran aliento,
si nuestras bocas no hubieran eternizado el momento
todo sería, en consecuencia, un poco menos incierto.

Si volvieras a verme,
si volvieras a hablarme
sé lo que ocurriría;
porque jamás fuiste inmune a coquetearme;
si se enterara tu amante,
si investigaras tu principios y no sólo tus finales,
como investigué tus pechos y tu sed
quizás sabría tratarte…

Si te echara a perder el orgullo, otra vez,
si conquistara tus ganas como ayer
quizás junio volvería, grandioso, a brillar
a la orilla de un lago que sabe muy bien como debe palpitar…

Si el tiempo se pudiera regresar
y en ese instante al volver
aquella canción poderte cantar,
la que dice que toda la vida te voy a esperar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 26 de abril de 2,017

Ya te Hablé de la Chica Desnuda…

Ya te hablé de la chica desnuda,
de su piano, de su calle Rotterdam;
no de su amuleto de buena ventura,
ni de su hermosa forma de matar.

Porque estaba tan linda aquella noche
que la luna se olvidó de cantar,
mecía su voz un nuevo horizonte
que a los mares supo fecundar;
y yo le vi sin prisas,
cegada de amor y de claridad,
besé su piel que testaruda
me prometió anárquica su espalda y su ojalá.

Y no quiero olvidarla por respeto
a ese espacio de estrellas que en su cuerpo
no iluminaban, nada más, sus hermosas luces;
también, ardían sabiamente a contraluces.

Porque en su piano sonaba la canción
que yo perdí en otra piel, en otros besos;
la cura irrumpía en mis cimientos
cuando abrazaba dulcemente mis senderos
y no hubo nada más que hablar ante tal desnudez:

«Suele acusarse al asesino de la tarde,
cuando el culpable es el incidente irresponsable»

Pero a la madrugada en que corrimos
con tanta suerte y con tantos imprevistos
le regalamos lo imposible hecho madera
para que nunca se olvide de lo que celebra…

Ya te hablé de la chica desnuda,
de su aroma en la piel,
de sus avenidas necesarias,
de su dolor y de su fe;
de mi cariño a ella rendido,
de aquel amor de cuando el frío
transparentaba los colmillos
de juventud enredados en solsticios.

Suele ocurrir que aún desnuda
de noche me llama en su premura
y yo respondo con los ojos llenos de susceptibilidad;
somos el resto de pintura
que se quedó en la paleta
de algún pintor con hermosura
en el centro mismo de sus letras…

La chica desnuda de la calle Rotterdam,
duerme a las horas en que vivo
pensando en su piel, en su ciudad,
en su palacio de acertijos…

Arde así mi mansión
en la que guardo sus motivos
y grita el silencio en compasión
a un amor que habla entre colmillos;
pero rompe el frío aquel silencio
y sus manos de cristal se hacen de hueso,
de la carne más impresionante, más transparente,
cuando una Diosa se desviste de sus rotas calles…

Porque la chica desnuda de la calle Rotterdam
es también la chica al frente  del piano que jamás
olvidaré, ni olvidarán las azucenas que una vez
deshilaron la magia de sus notas al nacer
en mi mansión de historias de un somier…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de abril de 2,017