En Otras Prosas

El aburrimiento
siempre fue sinónimo
de peligro entre nosotros.

Se nos ocurrían tantas cosas,
tantas madrugadas, tantas glorias
como a dos niños traviesos sin escoltas.

Y ahora que tan lejos nos ataca
nuestro enemigo común a estas horas,
no podríamos prometer con mal de historia
que no nos encontraremos en otras prosas.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 14 de diciembre de 2,018

 

Banner-1

 

Anuncios