Errar por Errar

Soy parte del juego, el alfil sobre tu aliento,
tú el mar exclusivo de mis malos recuerdos
en el que se estrellan los barcos con mis malos momentos.

Y perplejo, enloquecido, el mar muerto
nos comienza a desdibujar de su anzuelo
para convertirnos en uno mismo con su decibelio.

Y llorar, y extrañar,
ya no es suficiente;
y errar por errar
nunca fue de valientes…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 17 de septiembre de 2,018

Anuncios