Nubes de Cometas y de Sal

Las cigarras le cantan a la hermosura
y si existe la hermosura está en tu respiración,
el sol no quiso aportar su calor, incluso hoy nevó,
si no van tus pasos por debajo no hace falta sol.

Duerme bonita y no me olvides, duerme tranquila,
sueña con cada instante de amor entre tú y yo,
con ese abrazo lleno y justo del día de tu graduación,
no le cedas paso a las pesadillas, vístete de un mejor color
y vuelve a despertar cuando estés lista que aquí te espero yo…

Sonríe si me escuchas, dale las señales a quien duda,
dime que el descanso es necesario después de tanto amor
y yo diré que no, pero aún así voy a arroparte, a escribirte otra canción,
la susurraré en tu pecho antes de cerrar mis ojos y decir: Buenas noches mi único amor.

Mañana ya despertaré y tú seguirás dormida, con mi mano peinaré tu vida
para sostenerla y que no mengue ni un rayito de tu crisálida amarilla,
mañana ya me vestiré y tú descansarás, no sentirás el beso suavecito que daré,
inundaré mis ojos con agua de aquel mes, sentado y en silencio aquí yo aguardaré.

Quisiera que escucharas, de mis labios la verdad, eres lo más bonito que pude conquistar,
quisiera que echaran abajo toda la ciudad, que el estruendo fuera tal que pudiera despertar
a mi princesa hermosa que respira despacito, entre nubes de cometas y de sal.

Descansa en ese coma profundo
de toda esta realidad que a mí me mata,
pero no te rindas y despierta esa sonrisa [cuando quieras]
que me llena, que me nutre, que me salva…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 07/04/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar,
para leer más de mis poemas visita mi sección: Poesía

Anuncios

El Sabor del Cielo

Nunca se ha tratado de distancia
pero en cambio te suplico que no digas nada,
ya tuvimos bastante de instantes tan duros…

No te canses de llamarme en tus sueños,
ni de esperar verme al despertar,
sé que duele, duele tanto no tenernos
en este mismo momento, como ambos queremos…

Pero, yo he aprendido a creer en lo nuestro,
yo he aprendido en tus labios el sabor del cielo,
y tengo menos miedos si tú me abrazas,
porque en tu abrazo habita el calor del universo…

Porque, yo he aprendido a creer otra vez en lo nuestro,
no me desgano si te contemplo, si te busco con mis besos,
en los sentidos de este inevitable cuento, y te cuento…

Que ya no me es posible vivir sin ti,
que aunque lo fuera no quiero estar solo,
me gusta tu compañía y tu beso de mar,
esos ojitos que me invitan a precipitar…

Cuando mires a las estrellas no te olvides
de buscar en ellas el camino que te traiga
a mis brazos, que te esperan impacientes,
a este corazón que sin ti se desespera…

Pero, yo he aprendido a creer en lo nuestro,
yo he aprendido en tus labios el sabor del cielo,
y tengo menos miedos si tú me abrazas,
porque en tu abrazo habita el calor del universo…

Porque, yo he aprendido a creer otra vez en lo nuestro,
no me desgano si te contemplo, si te busco con mis besos
en los sentidos de este inevitable cuento, y te quiero…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 18/03/2016

Muchas gracias por estar y por pasar a leerme.
Para leer más de mis poemas visita  mi sección Poesía.