Heridas de Reivindicación

El arquetipo de todo hecatombe,
colmenas de hiedra, vino de dioses,
a dónde me trajo el relato de un sueño,
tantas soledades en silencios capitales…

Y yo tan desguarnecido como tú.

Ya no hay sol en los firmamentos
resintiendo toda gravedad,
mis silencios son espadas
que atraviesan la necesidad
de un amor que sepa amar,
de la palabra alzando su voz
sin más temor a descarrilar.

Pero esta lluvia aún gasta mis nudillos
y las fotografías no se quieren callar,
me resulta imposible la calma en momentos
en los que no sé qué masticar,
no tañe igual mi episodio silente
y he llegado a comer de tu vientre
espinas heridas de reivindicación
que a ti y a mí nos mienten…

No digas más, por favor.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30/07/2016

Al pan, pan y albino vino

De tus rosas las espinas,
de tus piernas mis huellas
y sudor de luna acicalada,
llueven rojas estrellas
sobre la cama de yerba
que esta noche nos espera.

Ya no hay dragones hambrientos
con ganas de devorar tu pensamiento,
ya no hay hiedras adheridas a mi cuerpo,
se revuelcan en las aguas teñidas de cielo.

Doncella africana de beso albino,
altivo pan de reserva vinagrada,
sabor artístico de labios noches,
vino silente de pócima de clavel.

Sutura de candelabro al corazón,
mago constante galopando azul,
herida de vida susurrando labios,
una fuga constante de sueños erizos
y tu tertulia Sauvignon de diablo roto.

Doncella africana de beso albino,
pan consumido del sendero de avellana,
arte en la sangre y vino en la mirada,
pócima secreta de clavel, arte y magia.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 27/02/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:
Del Alma y La Piel…
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
La Cima Más Alta