De la Razón y la Culpa

Abandona la magia aquellos paraísos
en los que hiciste cobijas con tus sonidos,
se escapa y no la detiene un cuerpo humano,
ni un suspiro, ni la evidente falta de consuelo.

Corre tan ágil como corre la violencia
por las armas intensas de mi ciudad,
como corre la albura de mi indolencia
por los labios abiertos de tu necesidad;
y nadie quiere tener la culpa de lo que la tiene,
un beso es perfecto cuando está lleno de información,
no es una cuestión de casualidad, tampoco de suerte;
un beso es perfecto cuando está vacío de desilusión
porque nadie quiere tener la razón de lo que la tiene…

®©Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de junio de 2,017

Anuncios