Madrugada Silente

Madrugada silente y tu voz
en el centro de mi cuerpo
repercutiendo con ardor,
ardor del que no sabe sentir miedo;
ardor del que no sabe decir no.

Y en mi delirio veo la espuma de ese mar
en el que nos sumergimos a morir,
con cada cicatriz que conseguimos al amar
y toda la historia que construimos de tanto latir.

Madrugada silente y mi honor
en el centro de tu cuerpo
repercutiendo con amor,
amor del que no sabe sentir miedo;
amor del que no aprendió a decir adiós.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de abril de 2,018


MIRA AHORA MI NUEVO VIDEO POEMA
“LA CHICA DESNUDA DE LA CALLE ROTTERDAM”

Y SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE
SI AÚN NO LO HAS HECHO: https://goo.gl/ivb66m
¡MUCHAS GRACIAS POR TU APOYO!