He sido tan feliz, en tantas épocas de mi vida, que ahora comienzo a extrañar; que ahora por fin reconozco lo que siempre quise, lo que aún necesito encontrar…

Y para ello no hacen falta máscaras, tampoco acompañantes sin alma; porque por fin reconozco lo que siempre quise, lo que tanto deseo encontrar.

Nueva Guatemala de la Asunción 15 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Que no te engulla el siglo XXI, vales para mucho más y la ineptitud podría retrasar tu llegada, el gran encuentro con tu lugar.

Que no te engulla el siglo XXI, ni el peso de la absurda época actual, tus trazos y tus versos valen para más, para muchísimo más.

Que no te engulla el siglo XXI, ni la cobardía de los demás, el camino fácil seguro que no es para alguien tan grande como tú, el camino fácil se te vería frugal.

Nueva Guatemala de la Asunción 15 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Imposible decirlo más claro, no hay secretos entre tú y yo; ojalá que, al terminar, la vida otra vez comience y nos volvamos a encontrar.

Imposible decirlo más claro, hay demonios entre tú y yo; ojalá que al terminar la vida, esta vez,
comience de nuevo y aún sepamos de domesticar.

Nueva Guatemala de la Asunción 13 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Me guardaré la voz para otra ocasión, para una más especial y no buscaré decantar tu dulzura con mi canto esta vez…

Tendrás que sentir por fin mi ausencia y perderme de vista unos años, para siempre por última vez.

Nueva Guatemala de la Asunción 13 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Depositar en sus labios sin nombre los complicados últimos años de mi vida, o ejecutar a mansalva mis planes para soltar de una vez su mohína…

Depositar en sus labios sin norte los complicados últimos años de mi ruina, o comenzar la mañana en que los mares se lleven consigo mis espinas.

Nueva Guatemala de la Asunción 11 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Sírveme lo que prefieras pero bésame los labios ahora que a ti vuelvo,
no me dejes con la sed o con el silencio.

No me dejes con el hambre que nos tenemos.

No me dejes con el yugo de la tierra que no eremos…

Sírveme lo que prefieras pero bésame los labios ahora que a ti vuelvo,
no me dejes a merced de este mal recencio.

Nueva Guatemala de la Asunción 11 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Si es que alguna vez tuve la edad suficiente, la que se necesita para saber amar; quiero que sepas que te amé… Quiero que sepas que así fue.

Si es que alguna vez tuve la edad suficiente, la que se necesita para saber amar; quiero que sepas que te amé… Quiero que sepas que aún te sé.

Nueva Guatemala de la Asunción 11 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

También yo necesitaba mi propia luz, también tú un poco de amor…

También yo necesitaba apartarme un poco de las sombras y asomar mi ciencia al candor;
también tú necesitabas acercarte un poco a la dulzura y la demencia del livor.

También tú, también yo,
también fin que nunca acabó;
también tú, también yo,
los años no pasan, aún somos hoy.

Nueva Guatemala de la Asunción 11 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Desde que comienza el día, desde ese primer clamor, espero con ansias que pase la vida y que pase el temor; que pase la herida y que pase el dolor…

Para quedarme contigo, abrazado a tu cuerpo sin color y escapar de este idea absurda de acostumbrarse a vivir tan lejos de tu amor.

Nueva Guatemala de la Asunción 9 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios

Ojalá pudiera reducir esta distancia a quedarme por siempre cerca de tu piel; ojalá poder cuidar de ti, ojalá sanar tu dolor y saberte querer…

Nueva Guatemala de la Asunción 9 de octubre de 2,020
MESSIERAL



Anuncios