Mirar con Ojos Sanos la Vejez

Los nuevos comienzos desnudan al sol
y el porvenir nos estrecha la piel,
pintamos la ciudad con aerosol
para que nos incorporen un papel

en el que tenemos todo el control,
para conseguir situarnos otra vez
y obtener en nuestro cuerpo el don
de mirar con ojos sanos la vejez.

Pronto el mar, pronto la desilusión,
pronto el ideario consecuente
y el sentimiento irreverente.

Pronto amar, pronto intransigente,
recordar de forma tan recurrente
y llorar esta auténtica pasión.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 14 de septiembre de 2,018

Anuncios