Personaje en Argumento

Con un puñado
de hielos en la mano izquierda,
se reía como el duelo
de la más poblada tranquilidad;
su vida era un beso pequeño
aunado a los labios más bellos
cuando tarde la vida predice una señal
y el otoño sus hojas guarda para cenar.

Inocentes sus ojos de miedo,
consecuentes sus abecedarios,
hay un pueblo tenue señalando
el camino por el que ciñe su canto;
aunque no es suficiente la vida
y el cuerpo del delito es mentira
aún espera una nueva constancia
para acertar imposibles acrobacias.

Con un puñado
de inviernos en la mano izquierda,
sonreía como sonríe el amor
a la más deshabitada soledad;
su vida era un verso imperfecto
escrito en honor de los ojos perfectos
que observaban atentos sus pasos
y cada uno de sus incompletos misterios.

Culpables sus miedos cansados,
inocentes sus dulces veranos,
notas frías en un pentagrama
adornado con sangre apreciada;
cuentos finos de una sola palabra
y un ángel, en su camino, de boceto canalla…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 1 de enero de 2,017 

Anuncios

Mademoiselle Princess SYL (See You Later)

Mademoiselle Princess SYL
no quiere sufrir,
dice que tiene suaves las manos,
que va a acariciarte siempre sutil,
pero que no le dañes la reputación
pues sin eso parece que el mundo
se le partiera en dos…

Mademoiselle Princess SYL
tuvo una participación
en la tele local de su habitación,
le enseñó hasta la sombra al tonto feroz,
de respeto en respeto me gustas para un psiquiatra mejor,
de burrada en burrada te sale mejor la canción.

Mademoiselle Princess SYL
dice que el malo soy yo,
que mi pecado favorito era la libertad,
no entiende de amores, ni de recomenzar,
se ató a las razones idiotas de su nimiedad.

Y hoy en soledad, Mademoiselle Princess SYL quiere llorar,
me fui de su lado dejando una estela mejor que abrazar,
se enfadó con el cielo, su capricho le sonrío al marchar,
ella no entiende que a veces hay cuentos en los que el nudo
se desata, en los que la trama no se puede morder o tragar,
que hay noches en las que uno también necesita esperar
a que un soplo de inspiración nos de un nuevo rumbo,
nos de un nuevo tumbo de amor que detenga la respiración.

No sabe amar pero jura que siempre fue amor,
no sabe besar pero jura que una vez besó,
no sabe del sexo y se cree que eso es puro algodón,
no sabe de historias y hoy rima memorias de su perdición.

Mademoiselle Princess SYL negó cien veces,
ochenta y cinco más se acobardó, nado con los peces
río abajo para no soñar que en su contra iba la corriente.

Y a favor ella nadó en el hábitat de su verdad,
se inhibió con las puestas de sol del lugar,
dicen que la vieron caliente por cualquier feje,
que la vieron lucir, tal cual es, siempre linda y corriente…

Mademoiselle Princess SYL
tuvo una participación
en la tele local de su habitación,
le enseñó hasta la sombra al tonto feroz,
de respeto en respeto me gustas para un psiquiatra mejor,
de burrada en burrada te sale mejor la canción.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 07/05/2016

Para más contenido les invito a visitar mis secciones:
PoesíaHistorias en AscuasMúsicaCitas

Sígueme en mis redes sociales:
FacebookTwitterInstagram