Receta

Era su manera,
la mejor manera,
porque desde pequeña
disfrutó y también sufrió.

Era su gran pena,
su más grande pena,
que ser feliz difícil fuera
y aún así conseguirlo gracias a su Dios.

Era su receta,
la mejor receta,
tanto amor, figura angelical,
despedirse pronta y con tanta dignidad.

Me quedé su acera
para educar mis pasos,
para guardar frontera
con todos los retrasos;
era su receta,
la mejor receta,
tanto amor, nostalgia maternal,
quedarse para siempre en mi cantar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de marzo de 2,018


MIRA AHORA MI NUEVO VIDEO POEMA “MUJER”
Y SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE
SI AÚN NO LO HAS HECHO: https://goo.gl/ivb66m

 

Anuncios