Sin el Miedo de Crecer

Escribí miles de poemas
que un buen día me arranqué,
escribí sobre la piel de una pena
y en una de sus noches te olvidé.

No estaba preparado para el tema
que tus labios me querían desprender,
no estaba preparado, en mi idea,
para ver marchar tu amanecer.

Pero a veces las cosas cuando cambian
traen consigo un secreto que aprender
y el mío fue que al perderme tu mirada
comencé a avanzar sin el miedo de crecer.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de enero de 2,019

Anuncios