Sobre tu Cobarde Acera

No tengo nada que perder
espero que ahora lo sepas,
puedo jugar a hacer tu piel arder
y a llevarte en brazos a las sombras.

El frío que de noche sueles ver
es un rastro de mi poca esperanza,
que espera que pronto comience a llover
fuertemente sobre tu cobarde acera.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de diciembre de 2,019

Anuncios