Sueño Personal

Ámbar para conservar,
líder escrito con tiza;
sueños e ideales para continuar,
ruegos de noche enfermiza;
y ese amor que es el amor,
aunque ya no te mire al cantar,
aunque ya no te interrumpan sus besos
a mitad del poema más hermoso que hay…

Néctar para saborear,
cruz olvidada en repisa;
duelos a mitad de familia,
días de piel que se eriza;
y ese don que es el don,
aunque ya no lo mires al cantar,
aunque ya no interrumpas al cielo
para pedir que aparezca la palabra capaz de rimar…

Y un sueño personal,
un proyecto con cuerpo de vidrio;
la resistencia será
sólo un concepto si tú comienzas a caminar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de marzo de 2,018

Anuncios

Sueño Remendado

De todo lo que tengo por decirte
quizás la mayoría ya lo sabes,
no me gusta esa gente que visita
nuevos lugares sólo para tomarse fotografías;
el vino lo prefiero ahora sin cristales,
recordarás muy bien el daño que me hacían.

Voy aprendiendo a aprender de ti
todo aquello que siempre me pedías,
ya no malgasto energías en sexo sin amor,
ya no tanto…

Sigo yendo a caminar
aunque me fallen los años,
sigo recordando que besar
todo el tiempo fue mejor
entre tus labios.

Voy a hacer un marcapasos
con la letra de tus manos,
para volver a ser tu único milagro,
para aceptar perder el cielo sin notarlo;
voy a hacer un nuevo canto
y otra vez será nuestro el mes doceavo;
otro vez tu luz me dirá que sí
y me salvará al huir de aquí.

Sigo yendo a los bares de nuestro amor,
sigo yendo y me juré siempre pasar de largo,
sin ti no sabe igual el invierno en ningún trago;
ni el más allá, ni el más acá me prometen demasiado.

Voy a hacer un sueño remendado
con el recuerdo de tu sencillez y mis pecados,
para entender que lo perdido es más que necesario
pero al volver, cuando lo mereces, vale restaurarlo;
voy a hacer un poema disfrazado
de las palabras que yo te enseñé, de tus orgasmos,
para amanecer cerca de tu mejor presagio
y anochecer el tiempo muerto que te estuve esperando…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de diciembre de 2,017

Tan Sólo un Sueño que Una Vez me Besó

Te veo tan feliz
en las fotografías
que alguien me enseñó de ti…

Te veo como ayer
pero un poco distinta,
ahora todo va bien
y no hay más lagrimítas
haciendo un dueto perfecto
con tu melancolía;
ni descansando en mis hombros
y aún conservas los ojos de niña.

Pero al verte algo dentro se activó,
porque sé que te quise con amor del primero,
del que no juega a ser cierto, sin serlo;
pero al verte algo dentro se terminó
deberías quedarte siendo tan sólo un sueño
que una vez me besó…

Te veo tan feliz
en las fotografías
que alguien me enseñó de ti;
ojalá no te encuentre por las avenidas
que una vez recorrimos de la mano
mientras con ello nos salvábamos la vida
y nos salvábamos el tacto…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de marzo de 2,017

Cuando Comienzan los Finales

Cuando comienzan los finales,
acto seguido, aparecen
rodeándote nuevas oportunidades,
se trata del sano juicio que aún arropa la vida
para que puedas reconquistar esas cimas
que antaño siempre insistías.

No somos de hueso y carne,
si un sueño no se desgarra ni se rompe,
si no se quiebra ni se roza a golpes.

Cuando comienzan los finales
tres cuartas partes de una lágrima suicida,
en un cóctel para gourmets de esperanzas,
se unifican con la longitud de una sonrisa
y aquel beso a tiempo que nos salve la vida.

Porque eso de maldecir los días grises
es tanto como obviar que hay abriles
en los que la vida es capaz de reestructurar
almas heridas de absoluta soledad.

Cuando comienzan los finales,
un horizonte es el perfecto inicio.

Cuando comienzan los finales,
tú, yo y nunca renunciar…

Tú, yo; ya no negarse a vivir.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de diciembre de 2,016

Origen: Cuando Comienzan los Finales

De Este Sueño

Vivir de este sueño, de mi sueño,
es un enjambre de dialectos cósmicos
arrebatados a una ráfaga de viento,
al aliento de una diosa carmesí
que, aunque lo intentó, nunca se supo ir.

Y ahí va la pequeña astronauta
viajando entre los mundos de mi fe,
no encuentra la estrella indicada
pero no ha de rendirse en la búsqueda
que ha emprendido, tan divina, por mi bien.

Vuelo entre esas cosas que ahora vuelven,
cien mil soles brillan en los mundos que inventé
y llueve la esperanza tan feroz por las mañanas,
un ardiente secreto que conservo es responsable
de este sueño incalculable que nunca me olvidé.

Vivir de un sueño, de este sueño, de mi sueño,
cada vez que alguien recrea cada imagen que amasé,
que nada desdibuje este camino estelar
que una pequeña astronauta reconoció al besar.

Léeme y perdona ese beso en los labios,
léeme y no te canses de explorar,
que hay un mundo en el que el fuego nace
y no es un secreto, simplemente es nuestro,
porque la salvación de mis ojos anida ahí en tu centro.

Queda la sensibilidad en el sector izquierdo de tu cuerpo,
un beso a tiempo, sumisión de la catástrofe,
después de la desolación no todo es un desastre
si junto a mí sigues volando, sin descanso, vos…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 08/08/2016


CONTACTO & REDES
messieral.com
E-mail: messieral.dm@gmail.com
Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube


cropped-wordpress-portadas-2016-agosto3.png

Toda Solución es Arte

Allí donde ocurre el epicentro de tu amor,
como sangre en el ojo de nuestros miedos
se avalancha un mal sueño en el que muero,
tan lejos de tus besos, tan lejos de tu arpegio.

De las alas de un quetzal, su hermosura,
en ofrenda a los altares, para el alfa de los jaguares,
se desprende el aroma placentero de la muerte y su promesa,
quizás no nos vendrá tan mal recomenzar la vida,
sanar la herida y no volver a llorar por las mismas utopías.

Un bolero en vinagre de madera arbolezca
restaurará la mala nota que obtuvimos,
la herida mortal que dejaste en mi pecho
y que sellaron tus labios para dejarme el dolor adentro.

Puede que aprendamos a volar, a ver más el horizonte,
a olvidarnos del suelo y de tantos golpes,
del mal sabor, de la tarde humeante y de este pésimo engranaje.

Quizás podamos al fin comprender,
que para morir no es necesario morirse,
que para renacer no es necesario quedarse…

Que toda solución es arte.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19/07/2016

 

Un Minuto de Silencio

Si las letras de tu nombre se acercaran
nuevamente a los secretos de mis labios,
si un manto de cerezas me abarcaran,
y el sonido precioso de tu risa y pintalabios…

Talvés no estaría tan roto después de perder,
talvés la inmunidad vendría intacta de piel,
me gusta soñar que tú vuelves y me vuelves a querer,
que ya no te importan los males de amores
tanto como los misterios del ser o no ser.

Quizás si fuera tu abrazo lo aceptaría,
quizás si esta historia la hubiera escrito
sobre el lienzo de tu piel y no de otra,
quizás esta pudo ser una historia feliz
y ahora está llena de escombros mordaces,
quizás esta pudo ser una historia de amor
y ahora sólo queda la resignación y persignarse…

Aún guardo un minuto de silencio a la misma hora
en que por última vez hicimos el amor,
aún aprieto mis ojos y quiero encontrarte en mi cama,
pero no estás y se me hace pequeño el corazón…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 1/05/2016

La Estación del Amor no es Estación…

La estación estaba cubierta por una densa neblina, el frío esa mañana se podía tocar y, si no se tenía el cuidado suficiente, el cúmulo de cristales rotos en el aire, invisibles pero mortales, te podía cortar la ilusión… Hay ojos cansados de lágrimas de tantos adioses, de despedidas inevitables, que un día dejan de mirar al andén de la esperanza. Pero ahí estaba ella, sentada en la misma banca desde hacía 3 días, 8 horas, 36 minutos y 45 segundos, mirando su reloj cada ciertos suspiros y dibujando iniciales en la niebla, sangrándose los recuerdos con el frío, secándose las lágrimas con su propia tristeza… Había un tren que llegó a ese anden sin el equipaje de su corazón, y se seguía preguntando si todo estaba bien, si él estaba bien… Si quizás lo demoró una inesperada fortuna y sólo debía esperar unas horas más… Pero del otro lado, había una historia que nadie nunca le iba a contar…

Hay canciones que se han ido con las olas del mar, que no se volverán a cantar y hay sonrisas que se fueron, dejándonos desprotegidos, pero que un día volverán, volverán a devolvernos la felicidad. No había más que entender, otra historia más llegaba a su final y no era culpa de nadie, los trenes seguirían llevando y trayendo historias como almas, el mundo seguiría rotando sobre sí y el viento cambiando de temperatura con las estaciones.

Esta vez no volvería, el tiempo es implacable con quien no es capaz de luchar por lo que dice que ama, a punto de abordar el tren, alguien más volvió a él, le tomó la mano y sin tener que prometer mucho más, con una sonrisa de verano en pleno invierno le devolvió el color a su sonrisa, llovía pero, en aquel beso resurgido, el amor hizo primavera en los latidos de los dos. Es mala estrella dejar esperando a quien nos espera o la mejor de las fortunas amarrar el corazón a quien vuelve para restaurar la incompleta parte que ante la duda no cicatrizó. Y no es culpa de nadie.

Una chica en la estación esperaba a su amor, tanto esperó sin moverse del lugar, obviando la opción de tomar el siguiente tren para ir a la ciudad de su amado para encontrarle y dejar de dormir en la eterna interrogante. Y él fue alcanzado por la saeta más hermosa de su existencia, de su pasado, la que volvía del lejano territorio de los vuelve y como te extraño en las tardes de jueves…

No hubo opción y se abrazó a quien estaba frente a él, no a quien se quedó en la inmóvil e inepta quietud de la cobardía… Y no pasa nada, y pasa a diario, y el culpable no siempre es quien arremete, a veces es quien no se mueve el que comete el peor de los daños.

Y en verdad, aquel andén no los volvió a ver juntos jamás… Y quizás fue mejor dejarse de preguntar cómo es que la vida se tuerce tanto al final… Porque pierde siempre quien deja de luchar, porque luchar no se trata sólo de querer alcanzar, es tomar ese tren cuando la espera no es promesa de que todo va a mejorar… Si vas a vacilar demasiado, es mejor que lo sepas desde ya, te vas a perder la mejor oportunidad de hacer feliz a quien una vez lo dejó todo por ti.

La chica se levantó de un salto de su cama, aún con su melena enredada de las malas sensaciones de su pesadilla, lo tenía todo claro. Tomó el teléfono y llamó a su amado: “Cariño, no vayas a ningún lugar, espérame, estoy saliendo a tu ciudad…”

Luis Eduardo (Messieral)
En colaboración con Ana Romero (Versos en tu piel)
Domingo 24/04/2016

Pesadilla de Colección #32

Un sueño del que no pudiste despertar,
pesadilla delgadita y apuntándote a la yugular,
con pasados tan hermosos y casuales,
interinos manantiales de un mejor paisaje.

Vas corriendo y escapando sin saber de qué,
no lo logras y te ensucias toda la ropa de un carbón multicolor,
ves el nido de las aves vacío como ayer, un pichón agonizante,
manos tristes de amantes que perdieron el sabor, tanto sabor,
sientes prisa en las arterias por vaciarse de desastre, oh desastre.

Tus diecisiete centímetros comprimiéndose a ocho,
esas tetas de tu amante te delatan ante las de tu mujer,
es una novicia arrepentida de aquel acto y tú quieres volver,
vuelve la erección al área con más fuerza y no te piensas detener.

Es un vicio o es una casualidad, es tan excitante o tan vulgar,
hay fluidos condensando las paredes de aquella habitación 32,
aquelarre de bajas pasiones invitándote a ir por más, sumarás
y hay un ángel diablo con sexo femenino que te espera en la puerta 16.

Te persiguen, caes del infinito hacia abajo, te persiguen y te alcanzan,
te muerden el alma y te aprietan firme el corazón, sí señor, oh su Dios,
te tropiezas con un basilisco sin carne ni piel, él es todo hueso, pobre descompuesto,
tu madre te espera con sus  brazos para salvarte pero pierdes la oportunidad
y ya sólo queda llorar, queda llorar, queda temblar, queda llorar, cuestión de azar…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 03/04/2016

Muchas gracias por estar y por sus ojos.
Para leer más de mis poemas visita Poesías.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram

Inesperada Inspiración

Me suele ocurrir ese síndrome complejo de la hoja en blanco, cuando mi mente se ofusca y satura. Normalmente cuando tengo demasiado estrés, enojo o tristeza. Hace unos días me encontraba sumido en una depresión (momentánea) por problemas bastante internos, frustrado y decepcionado, la tarde del día viernes me quedé dormido, algo que es bastante inusual porque desde pequeño me cuesta mucho dormir. Dormir no es algo de lo que más disfrute, pero sí disfruto mucho de ser productivo. En fin, el punto importante es que esa tarde tuve un sueño, no puedo dar tantos detalles pero fue sobre un episodio de mi pasado, en el sueño me sentí muy consentido, muy cuidado y amado por una figura femenina, esa brisa fría y refrescante que se siente con el enamoramiento. Observé varios detalles, mis sueños suelen ser muy gráficos y llenos de pormenores. Esa tarde desperté porque mi hijo tocó, muy a su manera, la puerta de mi habitación, dormí aproximadamente una hora, desperté con una sensación extraña, deseando tanto que lo que estaba soñando fuese real. Pese a todo, esa tarde creé uno de mis escritos de los que más orgulloso me he sentido en toda mi vida, tal y como lo señalé en Instagram:

Captura
Lee: De Besos Astronautas las Constelaciones de tu Piel

Varios de los detalles de este escrito, vinieron de una realidad anterior y de ese sueño, de la tarde del viernes, pero eso no es todo, este escrito estaba totalmente destinado a darme grandes satisfacciones y sorpresas…

Luego de publicar este escrito me han contactado dos personas, la primera de ellas una editora brasileña, preguntándome si cuando publique mi libro deseo que lo reseñe, obviamente para ello necesito tener una versión en portugés, eso es un verdadero reto pero intentaré hacerlo posible (Si alguien que me lea domina el portugués y me quiere ayudar con ello me avisa). Luego, esta tarde he recibido un correo electrónico de parte de una revista virtual iberoamericana Vox Locális que se edita y publica en Granada, España, pidiéndome autorización para publicar dicho escrito en su sección Tertulias, durante el mes de abril, a lo cual accedí y además quien me contactó es nicaragüense, me hizo una pre invitación a participar en un festival de poesía en el mes de octubre, en su país. Descubrí que además tiene una familia de escritores, su hijo y su esposo, por lo que estaré encantado de conocer a más gente que se dedique a tan hermosa profesión. Ya les contaré si en octubre la vida me lleva a ese festival en Nicaragua, pero eso será en un post futuro en siete meses. Muchas gracias a todos y todas por estar. Nunca menosprecien un momento de poca creatividad, quizás sólo debamos estar atentos para un momento de inesperada inspiración.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/03/2016

¿Alguna vez tuvieron una experiencia de inesperada inspiración?

Muchas gracias por sus ojos y por estar.
No olvides visitar mi sección Think Tank del Autor.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram

De Besos Astronautas las Constelaciones de tu Cuerpo

Hay un sueño lastimado por nudillos de crueldad, una escarcha que ya no se va a quebrar, el filo andante de un marzo que marca la resignación, me he escapado a buscarte, esta noche no quiero saber más de lo que es mío, de lo que me ata a la realidad más sofocante que experimenté, y eso que he estado cerquita de morir.

Pero cuando estoy cerca de ti, al borde de la razón, me siento tan vivo, siento que en un segundo de tu respiración vivo los mejores años de mi vida, que en un milímetro de tu mirada caben los mejores atardeceres del mundo, de todas las ciudades en las que aún no te he besado.

Eres mi As bajo la manga, cuando el mundo me hiere yo pienso en ti, sueño contigo a escondidas, porque sólo tú sabrás siempre en dónde estoy, a dónde en realidad me escapo cuando mi vida se satura de tanta angustia, de tanta ira. A escondidas y con ganas de esconderme bajo tu sonrisa, me permites esta pieza y todas las que sean necesarias hasta que la calma vuelva a mí…

Hoy mi vida lastimada por nudillos de crueldad, ha confiado y ha recibido el golpe peor, pero no importa cuando pienso en esos besos, ese enero, en las noches de cariño en edredón. Me malgasto en esta vida que es tan poca para todo cuanto valgo, me siento dichoso por descubrirte aquel año, aquel casual momento, soy otra persona desde que te vi entrar por la ventana de mi vida. He estado perdiendo el tiempo lejos de ti, lo admito, ese ha sido mi gran error y aunque este no es el momento mejor para estar juntos, sé que eres la única capaz de dejarlo todo por mí, de dejar el mundo si es preciso, si lo pido con mi voz de “por favor no me digas que no”

Sé que te has sentido sola sin mi abrazo, sin los besos que esparcí por el universo y que siempre debieron ser sólo para ti, no te pido solamente otra oportunidad, te pido que me dejes luchar por ti, como luché sin razón por otras, que para tanto no valían. Rétame y lo que sea necesario lo haré si, al final del camino, te quedas conmigo. No me lo hagas tan fácil aunque me ames, haz que yo me gane el corazón que marqué a sangre y fuego aquel abril…

Y deja que de incendios haga mundos de ternura, que del tiempo perdido haga un cielo tan bonito como tu pensar, no me dejes tenerte sin antes vencerme, no me dejes llegar a ti sin ser todo lo que mereces, déjame ponerme a cuentas con lo que perdí.

Y deja que de maremotos haga cometas pequeñitos que giren rodeándote por tu habitación, con carteles en sus pieles que te afirmen que te amo, que merezco volver a llenar de besos astronautas las constelaciones de tu cuerpo… Y quedarme, en definitiva, para siempre.


Esta tarde recostado en sus piernas, en una acera cualquiera, acercó su palabra a mi entendimiento, susurró, desperté llamado por su voz: Dicen que han estallado una ciudad europea y que estallarán también esta ciudad, así que debemos empezar a caminar, yo hacia el norte, tú hacia el sur, en el otro lado del mundo nos encontraremos y sabremos así que esto que sentimos es verdad, vive, sufre, disfruta, pero nunca dejes de caminar, en ese último paso de tu cansancio estaré yo esperando por ti, cansada, sedienta, con bellos recuerdos, con nuevas experiencias del arte de vivir, pero sin detenerme porque sin duda volveré a ti…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 25/03/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar.
Para más historias visita mi sección Historias en Ascuas.

Estoy iniciando mi comunidad en Redes Sociales.
Si te interesa acompañarme, adelante y muchas gracias:

Facebook
Twitter
Instagram