Con las plantas de tus pies serenas y la arena del mar alborotada por tu presencia, fui testigo del universo que siempre querría habitar. Con la guitarra al hombro y tantas canciones por cantar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de agosto de 2,018

Anuncios

Concierto De Piano Para Dos

Un concierto de gorriones sólo para ti,
te mereces cada rosa del universo,
cada astro celeste, cada sonrisa de niño…

Te mereces pentatónicos copiosos,
un enjambre de magnolias sonrojadas,
las promesas de ochocientos valientes,
un concierto de piano para dos…

Cada vez que tú bailas para mí
lo haces además para la vida
y enamoras cada ser con alma
que habita este mundo de jazmín.

Porque estás hecha de praderas,
de arrecifes luminosos y de estrellas,
de verbenas en honor a tu dulzura,
de los horizontes del ocaso entretejido
con canciones de las buenas.

Te conforma cada hueso la belleza del amor,
tu andar está alojado en las mismas pupilas de Dios,
que se siente orgulloso, de lo hecho, al verte a ti.

No te vayas nunca, no te muevas de este lugar,
que he de darte lo que mereces cada despertar,
cada nota, cada texto, cada beso y alimento,
cada azul, cada cerezo, cada noche y, por cierto,
un concierto de piano sólo para dos…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 28/03/2016

Concierto de piano para dos por Messieral

Con las plantas de tus pies serenas y la arena del mar alborotada por tu presencia, fui testigo del universo que siempre querría habitar. Con la guitarra al hombro y tantas canciones por cantar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de agosto de 2,018

Escrito #87 de la selección Messieral MMXVIII

Publicación Original: https://messieral.com/2018/08/08/universo/

Con las plantas de tus pies serenas y la arena del mar alborotada por tu presencia, fui testigo del universo que siempre querría habitar. Con la guitarra al hombro y tantas canciones por cantar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de agosto de 2,018

Sin Tu Rumbo Fijo

Cuentos para olvidar
el sabor de ciudad
y esos labios hermosos
de piel de sendero
por los que avancé
al mundo de tu querer.

Y la lluvia que suave recita
los versos de amor que te di;
un mañana, una estrella plateada,
un poema de cuerpo de lis.

Tienes la poesía en tus ojos oscuros,
el aroma a canción en tu luz,
un racimo de sueños en tus portentosos
confines pélvicos que me guían al sur.

Cuentos para olvidar
el sabor del cristal
y esos besos hermosos
de piel de universo
por los que gravito
sin tu rumbo fijo…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de marzo de 2,017

Cinco Minutos de Una Vez Más

No he pensado con demasiada dulzura
esta noche de lunes sin la luna,
no guardo rencor a tu lluvia
pero el mundo me parece un lugar insuficiente;
y los besos que mi boca recibió,
y las manos que sané con mi vehemente
manera de mentirle a la mentira de estas heridas consecuentes.

No he sentido el frío ni el calor,
me he arropado en un abrazo indiferente,
de la malicia creativa de este arte
mientras noto al mundo bastante insuficiente…

Y a la cercanía entre los continentes,
y a los cuartos de hotel con historias inocentes,
y al amor entre los seres, y de enceres esos seres;
y al tiempo que tuvimos para burlar los polos
que opuestos repartían noches imposibles al resoplo
del viento cansado al centro del parafílico universo.

Insuficiente, a lo mejor, el tiempo para arder,
para amar, para ver crecer, para volver a creer…

—Pero si estás,
cinco minutos de una vez más,
te juro que bastará;
te juro que por variar
haré del mundo suficiente
y de su superficie
un buen hogar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 1 de noviembre de 2,016

Mi Guerrillera Enamorada (Para Siempre Siempre)

Si aquella banca de piedra hablara,
si las nubes de aquel abril,
no sabría qué decir, dónde esconderme,
para evitar la explicación inútil
de haber dejado fuera de mi campo de batalla,
a la mujer perfecta, a mi guerrillera enamorada.

Nadie como tú hizo trinchera entre almohadas
para cuidarme de cada mal cercano,
nadie como tú comprendió mis miradas,
mis motivos y batallas sin descanso.

Pequeña, aunque tú y yo ya no existamos,
quiero que sepas que el centro idóneo de mi poesía
únicamente existía en los hoyuelos de tu espalda,
en aquella primera vez de inexperiencia y delicia,
y en la ciencia que tus labios pronunciaban al besarme entre cobijas.

Y fue el agua del mar el que se comió los temores,
esos besos en la húmeda playa fueron de verdad,
el roce de tu sombra me bastaba para tener un hogar
y cada poema, y cada canción los mereciste como nadie,
es sólo que no podía quedarme, no pude quedarme,
sigo pensando que fue lo mejor, contigo siempre fue mejor.

Perdóname por cada luna de todos los dieciocho de diciembre,
por los abriles en que el día haga veintitrés,
porque aunque nunca lo confiese ante los bosques
respeto la memoria del mejor de los amores.

Porque aunque no triunfara nuestro amor,
por sobre todas las cosas del universo,
te juro que nadie como nosotros crea besos,
nadie se ama de verdad y en serio
como nosotros logramos hacerlo
en esos años de incienso de lluvia de argento.

Y estoy seguro que nadie hace el amor
rompiendo a la cama sus maderos
por la fuerza del amor verdadero,
como nosotros, que nadie se despide
con tanta insatisfacción cada tarde a las cuatro
y es menester sonreír cada vez que descubro
retratada nuestra frase: “Para Siempre Siempre”
en la mirada de nuestra mejor obra de arte.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 25/06/2016

Duerme Tranquilo el Pequeño Astrónomo

Duerme tranquilo el pequeño astrónomo,
su corazón a la luz de una vela hermosa,
la batalla ha terminado y es hora de ver
con otros ojos el color de piel de su cometa.

El viento se despide de la tripulación,
no hay tanto que decir en el silencio de la nada,
la lluvia se ha detenido y se cura la tristeza
con algunos besos de nubes que ahora le acompañan.

El amor ya no se considera un síndrome fatal,
se rumora en las estrellas que es capaz de sanar,
que los horizontes de color naranja también lo anunciarán,
con la venida de una sexta estación aún desconocida,
y yo quiero creerle a la voz de esas estrellas…

Caída libre de ascuas rumbo a la tierra,
caída libre y dos esferas en el cielo,
será que la vía láctea está perdiendo fuerza
o es sólo el inicio de algún canto nuevo.

Duerme tranquilo el pequeño astrónomo,
el fuego del universo se ha reunido
en el suspiro secreto que escapa de sus labios
y el dolor ya se ha ido…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 20/06/2016

Te Quiero Como Si y Por Si Acaso

Tú que crees tanto en las casualidades como yo, tú que no crees tanto en las casualidades como yo, no te creerías que hoy a diez años, menos un mes, de aquel mi cielo y aquel amor, fue tu nombre lo primero que pude ver en mi smartphone, al despertar, supongo que lo de inteligente no le va tan mal.

Te recuerdo con tanta ternura y gratitud, parece mentira pero fuiste y eres lo más real que viví, aunque solamente estuviéramos jugando a no ser lo que fuimos. Te recuerdo cada trece de julio y cada Semana Santa en jueves Santo, aunque ya no soy tu perdición y aunque ya no te pida dime con quién andas, aunque perdure tu odio a las arañas y yo siga cantando una y otra vez la misma canción.

Creo que te extraño, que me extrañas, hace un año a penas volviste a decirme lo mucho que me quieres, la vida siguió, a veces me pregunto qué hubiera sido de nosotros si el juego hubiese sido al revés, si hubiésemos jugado a ser lo que fuimos, en dónde estaríamos, qué estaríamos haciendo ahora mismo, cuánta ternura estaría inundando el mundo entero, toda atmósfera, cuántas guerras hubiésemos podido evitar… En qué medida la vida sería más próspera.

Nunca olvides que:
Te Quiero Como Si… Y Por Si Acaso.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 13/06/2016

Antídoto Enfermera

Enfermera quiero que se acerque aquí,
ayúdeme a huir, ayúdeme a salir de mí,
un antojo a hierbabuena en sus labios
me aderezan estas ganas de correr y de no ser
más piel por cuenta propia, pero sí en la de usted…

Enfermera alíviame, dame un suero configurado
para olvidar todo pasado, hasta antes de verte pasar,
y ayúdame a emprender un viaje tan lejos de todo,
un viaje tan lejos del mundo, de mi lado sedentario líbrame.

Hay un poco de formol en mi corazón,
lo puedes extraer con jeringuillas sin color,
puedes hacerlo latir otra vez, despiértalo,
puedes hacerlo reír de nuevo, bésalo…

Bésame el corazón con ese antídoto
que traes puesto en la mirada,
bésame la piel con esas drogas indecentes
que traes en las huellas dactilares, sálvame…

Enfermera este no es mi hogar,
este no es mi universo, ni mi mal,
este no es mi rascacielos favorito,
ni el color que puedo adivinar,
este no es el bien que prometimos,
llévame, bésame, quiéreme y no enfermaré.

Hay un poco de formol en mi conciencia,
lo puedes extraer con jeringuillas sin dolor,
puedes hacerla sentir otra vez, despiértala,
puedes hacerla vivir de nuevo, bésala…

Bésame la conciencia con ese antídoto
que traes puesto en la mirada,
que el coma profundo acabe esta noche,
bésame el tercer ojo con esas drogas terminales
que traes en las huellas dactilares, sálvame…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/05/2016

Diciendo por sentir #10: Un Amor

Hay un amor en tu silueta, que cada vez que le recuerdas viste de playa cada idea, grita con voz dulce a lo lejos que esto sólo empieza, que todo ha sido bello, que las mañanas de los lunes no podrán contigo, que te dejó una sonrisa en la cartera para ocasiones especiales y un universo de abrazos para las desilusiones y todos los males…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 26/05/2016

Horóscopos, Monedas y Reproches

Febril mi paso trastabillado,
he divisado el sideral sabor,
pero al despertar un árcangel hermoso
me engaña con adulaciones de abejorro,
hoy es un gran día para marcharse,
esta noche no habrá secretos que marchitar
y quizás, a ciegas hoy, nos toque contemplarles.

Te pido que nunca te olvides de este amor,
quizás el universo sea más grande que un sentimiento,
pero te juro que es tan real como cada espacio abierto,
vuelve a respirar donde no exista gravedad y salta tan alto
como no pudiste hacerlo en el centro de este gris atajo.

Duende hermoso alado por la gracia de un unicornio,
tu magia y tu canto deben resonar en el oleaje de mil soles,
llora si es que tienes que llorar, pero no tengas miedo,
las lunas menguantes siempre volverán, no reveles sus secretos.

Hoy es un gran día para agonizar,
esta noche no habrá poemas que ocultar
y quizás, a ciegas hoy, nos toque recordar.

Porque es tan bella la verdad nacida de tus ojos,
en tus labios pude ver la paz universal,
horóscopos, monedas y reproches, te juro que no bastarán,
vuelve al río de magentas imposibles, al púrpura irreal,
yo sé que de tu pecho se ha evaporado aquella nota triste,
quizás ya sea el momento de descansar, pero te juro por la paz,
que horóscopos, monedas y reproches, ya no lastimarán…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 25/05/2016

Diciendo por Sentir #7: Amarte a Morir

Dulce cometa rojo, los asteroides en lluvia se han ido ya, hay fuerza en nuestro centro, podemos sanar. El infinito sideral es tan sólo un momento y ese momento yo lo quiero al frente de tus ojos bellos. Yo tengo grabado en los míos la primera vez que te vi, el primer llanto y bostezo, dando sentido a mi universo… Haciéndome amarte a morir…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 24/05/2016

Tus Latidos y tu Voz

Dime a los sorbos, con besos de amor,
si es el universo suficiente para los dos,
si hay manantiales de luz en tu corazón
o es que me lo habré imaginado yo…

Si es verdad que en tu risa mora un ángel,
mitad bueno, mitad terrible y que la mentira
es solamente una argucia que utiliza
para distraerme mientras observo tus mejillas.

Dime a los besos, con sorbos de amor
si es la vía láctea la ruta adecuada,
si hay misterios sin resolver en tus pupilas
o es que me lo pintó mi melancolía…

Si es verdad que tu lágrima la absorbe un sueño,
mitad real, mitad invento y que la perfección
es solamente un señuelo que utiliza
para llenarme el alma de tristeza y pena.

Dime con paciencia pero con sinceridad,
si existes en este mundo que no es real
o vienes de más lejos, de otro despertar,
si son tu voz y tus latidos, a mi encuentro,
el mejor sueño del que yo podría despertar
o si un castillo de palabras imprecisas
me hizo girar la vista para verte,
si acaso queda en aquel bar huella de tu ceniza
y en mi tintero esbozos de tu piel de niña…

Si es verdad que un ángel habita tu voz,
que sus señuelos son los dientes de tu risa,
si el infinito fue aquel minuto en que te amé.

Si es verdad que una canción habita tus latidos,
que sus argucias son los dedos junto a la guitarra,
si es el infinito aquel último beso que te di…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 16/04/2016