Coney-Tonic

Quizás nos tome por sorpresa en Coney Island,
quizás desde allí se fragüe la matanza,
una cucharada de inhumanidad en polvo
y sangre latina reorganizada para el sacrificio, in red, porno.

Porque van despacio sonriendo tan feos teñidos de Snoopys,
no late un corazón en minucias ridículas vocacionales,
al perder un poco más de vello la calvicie de su ineficacia
y si un prodigio es la respuesta, dime cuánto tempo vivirá el cometa caribeño,
cielo raso, verso en tinta de colmenas, manjar agrio.

Pudo ser en el norte de una mirada triste,
ojala la marea se llevara esa historia, misil-tonic,
porque estamos seguros de que nadie detendrá la osadía de su espíritu Mc Gee,
ojala queden años después del fin del núcleo para ver tu saliva sonreír.

No estamos tan perdidos,
si gritan los poetas callejeros sus sonetos,
si la verdad sobrepasa la violencia y tanta ira,
si la palabra aún nos cede un momento de antagonía de frente a la maldad protagonista…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 07/07/2016

Anuncios

4 comentarios sobre “Coney-Tonic

      1. A mi me gusta la protesta, decía un maestro que ese sería el sello durante toda mi vida, protestar hasta por la silla del comedor. Y tenía razón. Saludes.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s