Ojalá Inauguraran un País de Artistas

Ojalá inauguraran un país de artistas
para poder dejar atrás todo lo que está mal,
ojalá clausuraran la estafeta
y las direcciones para que no nos pudieran encontrar.

Ojalá los poetas escribieran todas las leyes
y los intérpretes las supieran configurar;
ojalá los pintores dirigieran la academia
y los escultores nos mostraran qué es la paz.

Ojalá las poetisas regularan nuestra equidad
y las intérpretes la supieran conservar;
ojalá las pintoras dirigieran la banca
y las escultoras forjaran la honestidad.

Ojalá inauguraran un país de artistas
para poder dejar atrás tanta maldad,
ojalá clausuraran la pobreza y las armerías
enseñando con el arte lo que significa empatizar .

Ojalá los dibujantes forestaran la ciudad
y los actores actuaran en nuestros sueños tanta realidad;
ojalá cineastas y bailarines predefinieran la urbanidad
y que un músico ambulante fuera nuestro juez de paz.

Ojalá las dibujantes trazaran digno cada nuevo hospital
y las actrices vestidas de su esencia nos libraran de toda enfermedad;
ojalá las cineastas y las bailarinas predefinieran la política internacional
y que una música de conservatorio fuera nuestra presidenta, por variar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13 de septiembre de 2,017

A tus Pasos sus Comparsas

Fuego subrayado en el nido del corazón,
la tristeza no está diseñada para mí,
un verso graduado en coma cuatro de etanol.

La lluvia no era el llanto de Dios,
ardía en la tierra de la que broté
y por la injusticia de lenguas bífidas
es recurrente afirmar nuestra inocencia,
decir que nuestro miedo no retrocede
pero se percata de las salidas de emergencia.

Y correrán los tigres por el centro de la ciudad
que diseñaron para mí, con terca crueldad,
morderán las pieles póstumas de mis decepciones,
dicen que hay un mundo para artistas y canciones,
dicen que pasa la pasa en sus arrugas arrogante,
yo creo que si me escondo será menos perpleja
tu mirada fija en mi olvido tan distante y diferencial.

Ojala que las penas no muten en más rabia.

-Ojala que no se presente a tus pasos mi venganza.

Tú llora una alabanza tenue y de reconciliación,
que hay palabras que no dicen nada, con razón,
tiembla un poquito si se acerca esa palabra que dice mucho,
que hiere un cielo pero dice la verdad, por favor.

Ojala que las fieras no muten en venganza.

-Ojala que no se presenten a tus pasos sus comparsas.

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 06/07/2016


CONTACTO
E-mail: luiseduardo.messieral@gmail.com

 


Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube