Color Azul

Te escribiré un color
porque la poesía
siempre desborda el encanto;
y afinaré para ti una canción
si es que vuelves la vista
al cielo profundo y estrellado.

Jamás estuve listo
para salvar el universo,
jamás estuve preparado
para dejar los versos;
no me mueve ser el mejor
pero sí, nunca dejar de serlo.

Te escribiré un color
porque la poesía
siempre desborda el presagio;
y afinaré para ti una canción
si es que vuelves con prisa
al mar profundo y libertario.

Jamás estuve listo
para salvar el universo,
jamás estuve preparado
para dejar de querernos;
no me mueve ser el mejor
pero sí, nunca dejar de vernos…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de septiembre de 2,018

Anuncios

Boulevard Azul

Fue una exclusiva vez
en un boulevard azul,
como ocurre el infinito
al desbordarse sin más ley;
así ocurrió que tu tacto,
que tu palpitación
se apiadó de la sombra
de un herido corazón.

Y figuró la aurora entre las llamas
de un meteoro con hambre al devorar;
y figuró la mañana entre las ramas
de un eterno presagio al caminar.

Así ocurrió que tus labios,
que mi antifaz y mi palacio
cayeron rendidos ante el solsticio
que no acaricia los inseguros principios.

Boulevard azul,
amor constancia,
ración de luz;
que ya no llora
ni duerme,
que no recuerda
ni miente.

Boulevard azul,
agua sagrada
como un cristal
de prisma hojarasca
y tú salvándome,
con cada atardecer, el alma.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de mayo de 2,017

Caperuza

Cortada con la misma tijera, trazada con el mismo color, sedienta entre la misma marea aún escucha como late fuerte el dolor y se esconde en una nueva promesa; esta vez tampoco cedió el miedo, el miedo a salir de su cuento; otra vez caperucita azul se perdió…

Los ideales son ingenuas promesas que deberías defender con honor, hasta tu muerte y con todas tus letras; hasta que caperucear ya no sea suficiente o hasta ese día en que el beso ya no luzca sus noches incompetentes.

Obstinada cual augurio de seda, noche fría que hace de escalera, como un tímido verbo prestado de la boca de un cuento tan enamorado; que no se quite la ropa si nieva, que no se encierre en su aroma de selva; no, sin antes recordar olvidar lo que era…

Y se esconde en una lluvia de estrellas, esta vez tampoco soñó un recuerdo; soñó con ese maldito miedo a salir de su cuento; el mismo que ata a caperucita azul a falsos comienzos.

Pero el vino no rebosa mi copa, un abrazo, sonrisa, una historia que comienza donde acaba su gloria, vestidita de azul como nube preciosa; otra vez prometerse que se hará mejor, otra vez se produce, en cadena, una extraña mutación…

«Caperuza, son de viento, muerde fuerte el desconsuelo; asesinato a mano cuerda, de una noche abismada por las lágrimas de un dios tan triste, como la sangre cuando grita sobre su misma libertad…»

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de enero de 2,017

Se Parece Mucho a Ti

Viniendo del más frío invierno
me fue tan sencillo enamorarme
de la más pura de las primaveras,
identificar de todas las estrellas esa primera,
el guardarropa predilecto de un epígrafe
y aquel callejón con destino a tus certezas.

Te juro que nunca vi a otra mujer
tan mía y a la vez tan de nadie…

En la búsqueda de tus tesoros
descubrí tus secretos en contornos
que auguraban un nuevo beso silente,
esa sensación de aniversario que termina,
noches impregnadas del perfume de caricia
que aprendí tan lentamente susurrándote una vida.

Y ahora el azul tiene un efecto secundario en mí,
aún me cuesta confesarle a cualquiera
que para mí ese color son tus dos ojos,
como antorchas e inciensos ardiendo una noche de abril
comenzando una fogata junto al lago, a su hilera,
adentrándonos en el terreno vivo de sus sueños claros.

No nos enseñaron a escapar,
siempre nos dejaron avanzar,
si te queda un poco de cordura
nunca olvides que yo aguardo a las cinco,
menos cuarto y con dos pizcas de un te quiero,
por un milagro que en mis versos
se parece mucho a ti…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 02/09/2016


Faltan 8 Días.png




Si a mi Lado Despertaras Tú

Regresa y cubre tus pasos con la misma nieve
que está dejando caer la soledad de mis besos.

He visto un sol de color azul
traer la imagen de tu sonrisa
a las ventanas del abedul,
he visto el llanto de un ángel
en la copa en que serví
el vino que preferías sentir.

Pero no estabas y aunque aún me amas
sé que no sé cuándo vendrás a la ciudad,
otro país te está abrazando las ganas
y tu inteligencia no sabe de frenos,
de municiones, de tristes recuerdos.

Cada mensaje tuyo es un nuevo misil
que impacta a las ciudades indefensas
de mi casi extinto y obsoleto candil,
pero no tiene que importarte este estado
en el que ahora podrás descubrirme,
aunque ahora duela cada paso y cada luz,
el amor podría despertar si a mi lado despertaras tú.

Llora en Brujas si es que queda intacta la poción
y no olvides encantarme sin cambiar la posición,
porque he visto a los quetzales que hiciste libres
derramar lágrimas en nombre de tu ausencia,
será nuestro invierno o será la ruda incerteza.

Regresa y borra las huellas que dejaste por el mundo,
descansa entre mis brazos, que no existan otros muros,
regresa y aléjate del pasado con fiereza, del momento
en el que la luna te sedujo en otras dulces tierras…

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 09/07/2016

Autism Awareness Day – 02/04/2,016

Es verdad, que no basta un día, ni un mes entero para generar conciencia a cerca del Autismo, sus diversas virtudes y condiciones. Para hacer entender a las personas neurotípicas que ya fue suficiente de poner la palabra -Autismo- en sus chistes. Y de lo valiosos que son los seres humanos que viven con TEA. Más bien debiera fomentarse una cultura mucho más incluyente y de apoyo comprensivo.

Cuando estás cerca de una persona con Autismo, sin importar si éste es leve o severo, estás frente a una persona con dones diferentes a los tuyos, pero que vale exactamente lo mismo que tú, con un potencial inmenso, con una capacidad de ser real tan magnífica que mucha falta le hace a tantas personas que no viven con el trastorno del espectro autista.

Yo, amo con todo mi ser a una persona autista y si tú conoces, amas, eres o tienes cerca a alguien con autismo, dale un fuerte abrazo de mi parte. No voy a extenderme mucho más, nada más quiero invitarles desde mi blog a informarse más acerca del autismo, a conocer cómo en su ciudad pueden apoyar a las hermosas personas con estas cualidades tan hermosas y que sólo necesitan de nuestro respeto, comprensión, inclusión y cariño.

A continuación les dejo algunos links por medio de los cuales podrían encontrar más información al respecto de dicho trastorno, o bendición, y si pueden unirse a la campaña de Go Blue For Autism o Light It Up Blue seremos más. 🙂

Dedico este post a mi hijo, Luis Santiago Ismael, que es toda una bendición en mi vida.

LINKS:
Go Blue For Autism
Light It Up Blue
Autismo Diario
Autism Speaks

 

Muchas gracias por tu atención, cuéntame:
¿Conoces a alguien con el trastorno del espectro autista
o tuviste acercamiento a alguien así alguna vez?


Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 02/04/2016

-Te Quiero Con El Cielo-

Me enseñó a no rendirme nunca, tenía colores de estrella en sus ojos de luna, siempre tuvo el abrazo correcto, el beso indicado, el coraje de enredo. Una dosis particular de motivos y todos los sentidos dispuestos a mí. Ella como nadie me hizo sentir único entre todos, entre tantos. Fui su primer, su primer eso.

Nos conocimos una mañana de enero, en ese castillo tan lleno de frío, su tímida mirada de niña indecisa me invitó a acercarme, después de besar su mejilla escribimos una fantasía en el cielo, le dejamos un mensaje a Dios para que de antemano cuidara cada paso venidero, para no enamorarnos tanto. Eramos conscientes de que un día vendría el final, si amarraba su mano a la mía, iban a tener que cortárnoslas desde el brazo, aún recuerdo sus labios temblando en aquel beso que pudo ser, hoy no sé si debió, si me equivoqué al canjear por un abrazo ese beso hermoso que se juraron nuestros labios, en el garaje vacío de su casa inclinada.

Le abrazaba por la cintura, ella recostaba su rostro en mi pecho, no hablamos de amor porque nos pareció innecesario, nos prometimos que no llegaríamos a sentirlo para no salir lastimados y creo que resultó, porque aquel amor inventado, el que siempre quisimos ficticio, es el más oportuno y sincero que puedo recordar, aún siento su suspiro de nena en mi cuello callado y sus promesas de siempre quererme en mi fino pasado…

Pudimos hacer el amor sin problemas esa noche de octubre, ya el ciclo tedioso había acabado, pero fue más bonito el desvelo contemplando la luna, buscando a las estrellas en su territorio nocturno de mares silentes. Me dijo esa noche que iría de viaje pero que me llevaría con ella y en cada lugar que ella estuvo, retrató desde el mejor ángulo posible, la necesidad de mi cercanía que tuvo. Volvió y reencontrarnos fue hermoso, fue eterno. No quisimos soltar ese abrazo hasta que dolieron los hombros y las palabras se agotaron de aprontarse, una tras la otra, como si no hubiésemos podido decirnos -Te quiero con el Cielo- las veces suficientes por las tardes de aquel año, que ella hizo para mí, perfecto.

Hoy la recuerdo, deseo que sea la más feliz, aunque sé que no lo es y recuerdo su color favorito, el nombre que puso al peluche que le regalé, hoy recuerdo su voz al llamarme mi amor, mi cielo, mi hombre imposible. Será una coincidencia que inventada ficticia hoy la recuerde como la más verdadera, será coincidencia un trece de junio, será coincidencia esta sonrisa combinada en tonos de amarillo y azul… Será coincidencia que al vernos de nuevo un abrazo cómplice nos haga recordar en silencio.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Historias en Ascuas
Ciudad de Guatemala 08/03/2016

Muchas gracias por leerme,
les invito a leer estas otras historias en ascuas:
Fruto Único
Gelassenheit
That beach which made us love us more…

Al pan, pan y albino vino

De tus rosas las espinas,
de tus piernas mis huellas
y sudor de luna acicalada,
llueven rojas estrellas
sobre la cama de yerba
que esta noche nos espera.

Ya no hay dragones hambrientos
con ganas de devorar tu pensamiento,
ya no hay hiedras adheridas a mi cuerpo,
se revuelcan en las aguas teñidas de cielo.

Doncella africana de beso albino,
altivo pan de reserva vinagrada,
sabor artístico de labios noches,
vino silente de pócima de clavel.

Sutura de candelabro al corazón,
mago constante galopando azul,
herida de vida susurrando labios,
una fuga constante de sueños erizos
y tu tertulia Sauvignon de diablo roto.

Doncella africana de beso albino,
pan consumido del sendero de avellana,
arte en la sangre y vino en la mirada,
pócima secreta de clavel, arte y magia.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 27/02/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:
Del Alma y La Piel…
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
La Cima Más Alta