Adorable y Canalla

Te escuché
tendida sobre la cama,
a oscuras, nerviosa;
guardando silencio tan tarde
y sintiendo en tu vientre
el antojo de un beso color transparente.

Fui hacia ti
como quien va a la guerra sin armas,
cada centímetro recorrido era el fin
de la interrumpida y más cruel de las calmas.

Te escuché
tendida sobre las almas
de cada uno de los personajes
que habitan tus novelas literarias
y allí entendí de dónde proviene
el amor que sientes por mis palabras.

Fui hacia ti
como quien va a la guerra sin armas,
cada centímetro recorrido era insistir
para ocupar tu razón y tu amor, adorable y canalla…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 6 de septiembre de 2,017