Último Viaje Sideral

Te miro a los ojos y tu decisión final
ata mis alas, me impide seguir a tu par;
lloverán ríos de nieve sobre el mismo portal
de aquel primer beso, de nuestro último viaje sideral.

Te miro y te siento, el amor nunca deja de estar,
te miro y recorro la herida abierta de mi última voluntad;
lloverán ríos de nieve sobre la misma ciudad
de  aquel primer cielo, del último cuerpo al amar.

Porque sentir es morder el milagro,
no importa si, tarde o temprano, llega el huracán;
porque latir es besar el ingenio
no importa si, tarde o temprano, termina la casualidad.

Te miro a los ojos y tu determinación final
ata mi vuelo, me impide volver a avanzar;
lloverán ríos de desolación sobre el mismo portal
de aquel primer beso, de nuestro último gramo de calamidad.

Porque amarte es morder el milagro,
no importa si, tarde o temprano, te aleja de mí el huracán;
porque latir es besarte el ingenio
no importa si, tarde o temprano, terminas siendo una extraña casualidad…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de febrero de 2,017

Anuncios

Lunas de Papel

Me ha conmovido, como nada, verte así,
desnuda y sin prejuicios sobre mi cama,
sin bandera entonando un himno emocionada
y tu nombre bonito que nunca me aprendí.

Dicen que hay fuegos que existen
más allá del entendimiento humano,
dicen que hay llamas que llegan
para quedarse a calentarlo
y que hay secretos también
por encima de las sábanas.

Pero en ti siempre hubo algo más,
el cobijo en tu piel es de respetar,
no conocí una ciudad más bella
que la que traes fija en tus alas
y justo en tus aceras es donde quiero
quedarme a respirar tu oxígeno de invierno.

Lunas de papel añadiste al cielo de tu cuerpo,
eucalipto a la voz de la lluvia y tantos versos,
ese viaje entre cometas fue de lo más sincero,
no he dudado un segundo de tu buen recuerdo
y me sigo quitando la ropa si pasa otro momento
en el que insisto en pensar que volviste a la ciudad,
por una casualidad de acuarela al despertar.

Me ha conmovido tanto recordarte así,
desnuda de piel y motivos sobre mi pecho,
con estrellas decorándote la espalda
y aquel viento de tarde que nadie más escuchaba.

Lunas de papel añadiste a mi fuego,
los días transcurren bellos en Saturno
y yo te sigo queriendo…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 20/06/2016