Finalmente la rutina podrá con ellos y podrán los años también, las cosas que no volverán a ser las de antes y los años que no se querrán detener…

Y se dirán mirándose a los ojos, sin hablar, que bueno es junto a ti poder crecer.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de octubre de 2,018

New-Web-Messieral
Descubre el Nuevo Sitio Web de Messieral: messieralstudio.com

Anuncios

Sin Despertar

Somos un verso
escrito con el perdón
que guardan las plumas,
de un fugaz batallón
de luces taciturnas.

Así como es el mar
de enigmático,
así somos al hablar,
sin instintos trágicos;
el porvenir de la esencia
de un mal amor
también se celebra
si hubo temblor
y algo se queda…

Como una parte de la espuma
de aquella cerveza
que nos vio crecer;
así como un vals a la luz de la luna
en aquella certeza
que nos hará envejecer;
así de indómitos
son nuestros nudos,
«veremos si alguien
se atreve a venirlos
a desatar.»

Porque nos ata
el noviembre infinito,
las cuatro veces que dije «lo siento»
y aquel tormento
de tu mañana
sin despertar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de enero de 2,017

Aquel Rock and Roll

Debilidad,
contracorriente y en soledad,
sin los brazos que alguna vez
sostuvieron tu caída inicial.

Un porqué sin final,
ese sueño de niño
que no te dejaron soñar
y esa realidad de mayor
a la que te quieren obligar.

Es de ya no poder más,
las fuerzas se han desgastado,
las lágrimas ya no se van a secar,
en un minuto pasó un asteroide
y arrasó con todos tus amores…

Y ya no suena…
Ya no suena…
Aquel Rock and Roll.

Quise empezar desde cero
el camino que ya terminó,
quise aderezar con sangre de magnolias
aquella tardía pasión
y me perdí en el trayecto de historias
que murmuraban la salvación.

Te dije mirando tus labios
que si tú me querías
todo aquel ruido indeciso
cerraría la boca y el grifo,
que tu sonido era el suave
recorrido de vuelta a casa,
un momento considerablemente
feliz para mi alma…

Pero ya no suena…
Y ya no suena…
Ya no suena…
Aquel Rock and Roll.


©Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13/08/2016


Al Cantar del Resto de los Inviernos

Recién llegado del fuego original me vio diciembre,
en un acto de ternura, magia intacta en los silencios,
devoción a la palabra y ocho gramos de dulzura
acordonando la escena del más bello de todos los inviernos.

Calló el muro y su arrogancia disparatada,
cayó el muro y con él cada vieja desesperanza.

Correrían todos los ríos en dirección al mismo sur,
pero hay lugares tan secretos que cambian de dirección
cuando un paso oxidado restablece su andar consolidado,
porque fui creciendo, soñando menos dormido que despierto,
abriendo el alma y los antojos a tantos amores buenos.

Es indudable el error humano, la soledad de tardes blancas,
el encanto de verbena, cuando te sientes inmortal con seiscientos
dólares cada mes entre las manos, justo antes de perderlo todo,
y gritará un nuevo silencio cuando lo material se aleje demostrando
que lo más importante no se compra con papel impreso, ni con oro fatuo.

Yo le besé las manos a una diosa que no existe, le juré promesas crueles,
me llené el alma del antojo del idiota compromiso de crecer
y perdí mucho tiempo antes de encontrarme, antes de volver.

Más no está por mal perdido el tiempo en el que aprendes
a amar de frente, a mirar los ojos de quien lo merece,
a palpitar sólo por lo que sientes, sólo por lo que quieres.

Me está gustando tanto vivir el día a día sin finales,
reinventar caminos olvidados que eran los verdaderos,
agendarme a diario una cita clandestina con la belleza de mis antiguas amantes
y saborear lo hermoso de la vida, de mi corazón sus manantiales,
poniendo fin a la dictadura obsoleta y tangencial de la tontería
que gritaba en mi cabeza, a favor de pensamientos mentirosamente anacronistas.

Y volarán libres al cantar del resto de los inviernos,
los versos que de mis puños arrancaron mis sangrientos
instantes solitarios, en los que me hice grande sintiendo,
volarán a infinitos kilómetros del césped los recuerdos
que anidados en mis secretos hoy me abrazan boquiabiertos.

©MESSIERAL | Poesía
Ciudad de Guatemala 11/07/2016

Diciendo por Sentir #23: Barco de Papel

Como un barco de papel a la deriva en un río creado por la lluvia, así se desliza mi amor por las calles a la espera de unas manos que le salven y unos ojos que contemplen su capacidad de arder y crecer…

Messieral
Ciudad de Guatemala 16/06/2016

Entender la Vida Como Parte de un Proceso

Todo lo que empieza acaba y lo que acaba empieza. Entender la vida como parte de un proceso es importante para sabernos desplazar por ella. A veces estaremos en lo más alto de la cima y a veces, la vida misma, nos devolverá a la profundidad más baja para recordarnos que todo es parte de un rumbo cambiante, es como cuando viajamos en automóvil por carretera, puede que gran parte del trayecto sea planicie, pero llegará indudablemente el momento en el que habrán cuestas ascendentes o descendentes y no pasa nada si seguimos avanzando, y si nuestro vehículo está preparado para cambiar de dirección de vez en cuando, para los esfuerzos mayores que supone un ascenso y otro tipo de vicisitudes que podrían aparecer en el camino. De igual forma nos toca a nosotros, tenemos que estar preparados para los momentos difíciles, no dejarnos abatir y saber aprovechar con todas las ganas los momentos más hermosos y de mayor fortuna que la vida nos regala. Si ahora tienes problemas, deudas, si alguien te está robando la calma, tienes que comprender que el poder sobre tu vida lo tienes tú y nadie más, es verdad que a veces resulta hasta reconfortante sentirse muy triste o en derrota absoluta, porque cuando tocamos el fondo no queda más opción que subir y subir, crecer y crecer. Pero todo esto sólo pasará si verdaderamente confiamos en nosotros mismos, si no ponemos en manos de otras personas o situaciones nuestro progreso, nuestras mejorías y estados anímicos. No hay mejor manera de derrotar las depresiones de la vida, que poniendo en movimiento nuestras capacidades cognitivas y evolutivas en el sentido del crecimiento emocional, espiritual y de nuestra inteligencia. Aprender algo nuevo, atrevernos a hacer cosas que nunca nos atrevimos por miedo, conocer lugares y personas nuevas, viajar, compartir, con los demás, lo que de nosotros siempre tuvimos escondido en el calabozo de nuestro aislamiento, participar en actividades que nos hagan sentir más vivos, tomarnos un café con ese familiar con el que hace mucho tiempo no tenemos un tiempo a solas o con esa amistad, con esas personas que fueron importantes en nuestra vida y que por cuestiones de profesión o de distancia no hemos vuelto a ver, todo eso nos irá aportando un crecimiento y una tranquilidad interna que sin duda nos fortalecerá a la hora de enfrentarnos a la vida y sus maneras de instruirnos. La decisión finalmente es nuestra, mi consejo es disfrutar la vida al máximo, tanto en el aprendizaje de los malos momentos, como las ventajas de los buenos momentos, ser buenas personas, intentar no herir a nadie, decir siempre la verdad, tratar de no ser injustos con quien no lo merezca, son pasos importantes también en la concreción de todo cuanto soñamos y nos hemos propuesto lograr. Les deseo muchos éxitos y bendiciones, y también mucho entendimiento para este camino hermoso que es la vida.

Mi recomendación en este Think Tank es el siguiente post en el que Madness On Fire nos deleita con su voz y su guitarra en uno de sus ensayos. Me ha dejado impresionado y por eso se los recomiendo con mucho agrado.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 08/05/2016

Para más contenido les invito a visitar mis secciones:
PoesíaHistorias en AscuasMúsicaCitas

Sígueme en mis redes sociales:
FacebookTwitterInstagram