A Escondidas

Cuanta poesía
existe en el cadáver de una rosa
sobre manos desatendidas;
cuanta cobardía
en el beso que ha robado, a escondidas,
un amante a la calle sin esperanza.

Cuanta infamia
existe en el cadáver de una dama
sobre manos prefabricadas;
cuanta pesadilla
en el tiempo que nos deja, a escondidas,
llenos de dudas que no acaban…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 16 de abril de 2,018

Anuncios

Constelación (Todas Ellas y Ellos)

Yo no soy el protagonista de mis poemas,
ni el actor principal de mi historia
porque tampoco lo soy de aquella maldición
que me guardó, susurrada, el viento junto a la explosión.

Y no soy el humano traidor venido del sol,
ni un duende a veces eterno y otras tantas perecedero,
no soy la letra inicial de la palabra mejor,
ni un extranjero que no está de juego…

Yo no soy el protagonista de este teatro,
ni el actor principal de aquella canción
que sin condición me besaba los labios;
yo no soy el augurio precioso del mundo,
ni la letra inicial de ojalá o del cristal
que brillaba tan hermoso en aquel funeral.

Yo no soy mis amantes de antes,
ni la soledad que dejaron, de paso, gigantes
dudas con destino a precipicios
desde los que todas ellas me vieron caer.

Yo no soy mis orgasmos de siempre,
ni mi experiencia en caricias con guantes,
que me invitan a un viaje al pasado del tiempo,
desde las que todos ellos me hicieron perder.

Ya la vida pasó por delante de mi vista,
yo no pude esperarte un poco más,
así como tú lo pedías, así lo querías,
pero no pude esperarte más
y hoy no soy el protagonista,
ni el actor principal de mis sueños,
ni de las caricias propinadas justo a tiempo,
no soy el protagonista de mis dudas,
ni el actor principal de mis manos…

Porque en realidad todas ellas y ellos
son protagonistas de mi constelación…

Y al nacer ardiendo mis palabras son ascuas iluminando el silencio…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de enero de 2,017

Diciendo por Sentir #6: Contemplar y Alunizar

Al centro del umbral, en el que late mi corazón se va dibujando con notas comunes, una constelación purpúrea de luz que despeja las dudas. Yo esperando a que despiertes aprendo a contemplar y a alunizar…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 23/05/2016

Quinientas Nubes de Luto y Dos de Gris por si las Dudas…

De ti aprendí que el punto no va sobre la i,
que hacer el amor es impreciso, pero devorarse no…

Te vi bailar para mí, abrí mi camisa y te dejé latir,
no dudé de tu figura, de tu cuerpo de diosa perfecta,
duró lo que duró, ese siempre será nuestro secreto,
aunque debo reconocer que de las cinco a las diez es un buen trecho.

Te bebiste mi esencia y sólo a ti te he embriagado,
ya no hay diversión entre amantes en días de Obama,
quítate el apellido de ese y vuelve a mis brazos,
que terrible es vivir con otra sabiéndome de ti enamorado.

Recordaba ese lunes, la otra tarde, recordaba el alcohol y la lluvia,
quinientas nubes de luto desde que marchaste, dos de gris por si las dudas
y la misma esperanza del tonto que espera sin hacer nada, sólo drama.

Aprendí de tu sexo que el ron sabe bien con casi todo,
de tu falda aprendí que la victoria implica ascensos preciosos,
de tu ombligo que su piercing contagia a mi lengua
y de tus caderas, que es magia el mordisco de plumas viajeras.

De ti aprendí que el punto, casi nunca, va sobre la i,
que Cortázar se alegra en tu lengua, que Borges sonríe también,
que Asturias nos desenreda si lo pronuncias con cadencia,
y que Storni nos guarda un trocito de lucha, por si las dudas…

Que el rock sabe mejor a oscuras,
que las manos se sienten mejor dónde no las vean,
que abrazada a mi cazadora tú rimas perfecta
y que siempre nos queda un Bloody Mary esperando en la barra…

Nunca voy a olvidarme de tu recuerdo, de tus labios de cierzo,
Tú y yo encontramos la dirección del amor, fuimos sin dudarlo para el otro extremo…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 11/03/2016