El Dios del Lamento

Después de cenar
el Dios del lamento
dejó de llorar,
sintióse contento;
y quiso volver a entrar
en el más allá
con su traje
canalla de sueños…

Y quiso más
pero al final
su purpurea
línea horizontal
soltó sus dos manos,
cayó en los tejados
del más triste hogar.

Sintió el final.

Porque aquella pobreza
era tan ajena
del resto del mundo
y del dulce mirar
de otros dioses profundos
que siempre callaban
cuando el mundo se empezaba a quebrar…

Sintió su final.

Y quiso más
pero al final
su purpurea
herida mortal
comenzó a sangrar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de septiembre de 2,017

Anuncios