​Yo estaba esperando la tranquilidad para sentirme bien; y ahora no hago más que esperar a meterme en un nuevo problema para volverme a emocionar…

Ciudad de Guatemala 8 de enero de 2,017

Anuncios

Día de Bien

Sin plan y sin cura
se forja la compostura,
es como renacer en un veintinueve
de febrero, a las diez, en el mismo lugar de siempre.

Así  el silencio y la voz,
así quedarte o decirles que no;
porque amainar tormentas
no es suficiente para las ideas,
ni necesario apagar cada vela,
cada mes, en honor a la misma estrella.

Trayecto de seres para no enloquecer,
trayecto de enceres para comprender
que estamos solos pero, en verdad,
un diciembre vendrá alguien a reconstruir,
a traer claridad, paz y sinceridad
a esa forma tan tuya de no quererlo admitir.

Sin plan y sin cura
se delira mejor,
ya no espera la duda
mesa para dos;
porque así se forja el camino,
el encierro y, también, la liberación,
somos todos cometas errantes
pero al vernos a los ojos sabemos que algo ha cambiado
y ya no somos los mismos de antes.

Trayecto de besos que adornan la piel,
amor y osadía capaces de hacer,
de un día sombrío, un día de bien…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de febrero de 2,017

Todo Riesgo que Enfrento

Todo paso que doy,
todo riesgo que enfrento
me tranquiliza los miedos,
me acaricia sin frenos…

Frente a un precipicio
no importa tanto quién soy,
ni lo que hice, ni la inmolación;
frente a un riesgo preciso
no importa tanto saber
si al llegar la mañana podremos comer
la sabia bendita del éxito al trascender.

Todo paso que doy,
todo riesgo que enfrento
son los labios del mejor de los besos
que a diario yo encuentro.

Frente a un precipicio
no importa tanto el dolor,
sólo salvar la vida e intentarlo mejor;
frente a un riesgo infinito
no importa tanto correr
hacia el alma oxidada de todo lo que fue
o de lo que, alguna vez, pudo ser.

Todo paso que doy,
todo riesgo que enfrento
es calma en el centro
de un alma que sostengo…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de febrero de 2,017 

Nuestro Anochecer

De frente a un poema que nunca acabé,
confieso que fueron tres horas y media
de vivir al calor de las llamas del querer.

La llovizna nunca pudo apagar aquel fuego,
lo hizo la tierra, el planeta tierra y su cielo,
no todo lo que prometí quiso vivir conmigo,
no todo lo que prometí quiso ser concedido.

Ella tenía rosas en los labios, paz en sus cejas,
me miraba de lejos sacando la lengua, su lengua,
provocaba un temblor en mi cuerpo con sabor a tormenta.

Del centro del cielo, una vez, vi caer un ángel despistado,
fue tan despistado que nos presentó, pero algo olvidó,
olvidó enseñarnos a amar, a amarnos y el viento sopló,
sopló tan hiriente que en forma de broma nos llevó
a una cueva sin luces de la que primero escapé yo, luego toda emoción.

Y vino una ola inmensa desde la fría crueldad,
arrastró todo a su paso, se llevó fragancia, poder,
astucia, canción, óleo y el anochecer, nuestro anochecer.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 09/06/2016

Les Haremos el Amor

Estaban escondidos detrás del telón,
se amaban pero no necesitaban voz,
se conocieron una tarde de febrero y no,
no se olvidan ese primer beso bajo pasarela,
paso doble de ornamenta, finge el cielo una tormenta
y un volcán explosionando la ceniza de ciruelas.

Estaban cerca y se tomaron de la mano del amor,
se llenaban de besos las mañanas, daban gracias al sabor
de mil antorchas blanquecinas de uva verde y cielos mares,
entre malabares, de la calle de la amargura, vociferaban su alegría
de cerquita con un beso que no escuchaba nadie más.

Y un día él se sumergió en su propio interior,
allí en su corazón encontró un diente de león,
sopló tan fuerte y cada trozo que voló,
juró que volvería un día para fabricar la más hermosa flor.

Apretó el tallo sin flor y entre un libro de Metafísica lo guardó,
se llenó los bolsillos de Idealismo y también de Focault,
era tan contradictorio cada paso, pero se sentía amado,
era tan contradictorio su pasado, pero se sentía esperado.

Y ella volvió un día con una canción, aquí esta nuestra flor, escucha,
por cada trozo que voló, he escrito una nota en mi pentagrama
y es música que nadie podrá jamás escuchar, pero tú y yo
la vamos a cantar a diario, la vamos a llenar de llanto y de emoción,
no violaremos más las reglas, por esta vez, les haremos el amor…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/05/2016

No Me Hace Falta Perdonarte

Quiero desnudarte de sombras
y observar fijamente tus ojos de cielo,
olvidar el dolor en tu sonrisa,
si es posible olvidar esta mala espina.

Acurrucarme a tu vera, sentir tu canción,
esa que nace en el centro de tu corazón…

Y llover toda angustia desde el centro de mi vida,
cerrar los ojos y reprochar a golpes contra el alma
pero sin hacerte más daño con mis palabras, eso no sirve de nada,
sólo intento matar al recuerdo de lo que fuiste ayer
y el daño irreversible que no te importó cometer.

Cariño, a mí la vida me enseñó a no perdonar…

He de abrir mis ventanas a la promesa de tu amor,
de un nuevo sentimiento, de un nuevo color,
sonreír si sonríes, aguantar toda la presión
del desprecio y sus ganas por salir a mi escena,
pedirle a los vientos del sur que lo desvanezcan…

Dejar que se eclipse esa parte que odio, que un día fuiste,
quedarme con esta mejor versión de ti,
a veces las segundas partes son mejores
sólo si dejas de verlas con ojos de ayer,
a veces me muero de ganas por volverte a sentir
y no puedo, me cuesta, algo nuevo debemos construir.

Dame lo mejor de ti y si dices que darías todo por mí,
ya no quiero que lo digas, simplemente hazlo,
este es el momento, quiero ver de qué estás hecha,
no te angusties por pedirme perdón, yo no puedo perdonarte,
no aprendí y aunque lo intente, resultaría una amorfa y tonta inconstante.

Que a mí no me da la gana perdonarte,
pero tengo las ganas puestas en amarte,
amar de ti esa esencia que no me puedes negar,
amar de ti lo que has prometido llegando a jurar,
si fallas todo estará perdido para siempre,
si aciertas todo estará resuelto para dos,
para nosotros, para el amor y su emoción.

Ojitos de noche, a mí no me da la gana perdonarte,
pero, todavía, tengo las ganas puestas en amarte…

Me sigues o te quedas,
elige tú…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 08/04/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar,
para leer más de mis poemas visita mi sección: Poesía

Mi comunidad en Redes Sociales está creciendo,
no me puedes faltar tú que me lees, acompáñame:

Facebook
Twitter
Instagram