Tendrás un Poema Mío

Tendrás un poema mío
y el día de mi muerte
rozará con dulzura
el más triste de tus instantes,
te dirá que no tengo miedo,
que la noche también tiene horizonte,
que el color del cielo es mentira;
que había algo mejor aguardándome,
que no tengo tiempo para el olvido.

Que te llevo en mis recuerdos
y que un día vendré a verte;
que una nueva sonrisa cubrirá la herida
y que me seguirá siendo tan necesario quererte.

Tendrás un poema mío
y el día de tu suerte
rozará con finura
el más feliz de tus instantes;
te dirá que no tengas miedo,
que el día también tiene menguantes,
que el día de la ira es mentira;
que hay algo mejor aguardándote,
que no tienes tiempo para el olvido.

Que siempre te tuve
mucho más profunda que en mi carne
y que allí sigues;
y yo, con tantos motivos para amarte.

Tendrás un poema mío
y el día de reencontrarte
rozará con premura
la eternidad que nos promete
este beso que hoy te juro
como quien jura el amor propio a un sueño…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de marzo de 2,018

Anuncios

Multiverso Infinito (Palabras Fantasmas)

En el principio la idea
era aprender a empezar,
luego a contemplar las colmenas
que sobre nuestras cabezas
querían habitar.

Y resucitar las palabras fantasmas
desde lo más severo de tu intimidad,
llenar el vacío que dejará tu ausencia
cuando en la mañana no te pueda llamar.

Culminar con el llanto
todo este tormento que tiene la eternidad,
liberar en un cuento
la historia más bella que te pueda contar.

Porque a veces no entiendo
la manera que tienes de intentar escapar;
si la vida aún respira, todavía no me explico
cómo es que todo esto tiene que acabar.

Y resucitar el multiverso infinito
de mi herido mecanismo sideral,
contemplar tus latidos primarios
que son, hoy por hoy, mi éter poético sustancial.

En el final la idea
es aprender a sanar,
luego a contemplar las mañanas
que sobre nuestras almas
quieran ponerse a llorar.

Culminar con el llanto
todo este tormento que tiene la eternidad…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 13 de diciembre de 2,017

Toda Velocidad

Veo las galaxias infinitas por las ventanas del automóvil,
viajando a toda velocidad, empieza pronto otro marzo en abril
que ya enero ha preparado con cautela el escenario para sobrevivir.

Aún no vienes y mi taquicardia es plural,
como la marea que arrecia sin dudar,
cuando tú estás aquí y me haces sentir
que el universo no tiene principio ni fin,
que la vida me abraza con su voz al dormir.

Y te espero con impaciencia de amante
escondido en el paraíso que inventé para ti;
te necesito con paciencia de quien recibe
en casa el milagro de volver a existir.

Así que cuando vengas llenaré
mis labios con tus besos y porqués,
te haré tan feliz como pueda hacerte
y te invitaré a quedarte por el tiempo que nos reste.

Vino y besos sin precipitar,
amor y sexo para respirar,
noches ciegas de hermosa dualidad,
si es que juntos nos olvidamos de la eternidad
que no advierte su clandestina soledad…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de enero de 2,017

Mi Instante de Calma

Manos sobre el roído rostro del tiempo,
una esperanza saborizada con besos,
el sobrante de los materiales de la creación
Dios los utilizó para darte la respiración.

Guarda mis secretos en lo más interno de tu voz,
que nadie sepa que te amo como te amo,
imagina los niveles de envidia disparados contra ti,
que nadie sepa la manera en la que te miro,
ni lo que me causa tenerte desnuda en mi cama,
que nadie se entere de nuestros incendios de magia.

Me gusta tu forma de andar, tu trapecio de migas de pan,
el solsticio impregnando la bendición de tus venas,
y la esdrújula en tu almohada cuando respiro en tu espalda.

No eres más hermosa, sólo porque no te da la gana,
pero a mis ojos, divina, cada día te haces más ara,
yo me quito el sombrero de rodillas si a caso usted pasa,
me sacudo el alma gastada si ocurres en mi instante de calma.

Me inspiras los versos más sensatos y educados,
me inspiras los actos más intensos de mi abecedario,
yo tengo una meta en la vida que lleva tu nombre
y doscientas razones de sobra para no dejar de amarte…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 14/03/2016

Gracias por sus ojos y por estar,
también les invito a leer estos otros poemas:
Besos de Azafrán
Quinientas Nubes de Luto y Dos de Gris por si las Dudas…