Los Puntos Cardinales de tu Carne

Besos de antología y noches sin dormir,
cuentan que en aquel callejón de esmeraldas
se aparece un verso en la falda de una mujer,
como si fuera poco tratar de entender
todas esas estrellas y cada singular silueta
de un poema que no quiso huir…

Hay algunas mareas tan llenas de vida
que resulta imposible no mirar,
en el caso concreto de tu silueta
quiero admitir que me quema
y no hay un mejor paraíso que ese en tu boca,
no hay luz más trascendental que la de cada una de las esporas
que se dispersa después de un roce a tus cometas…

Y esa falda bendita es la que cubre tus piernas,
es la que anuncia la belleza que aún existe,
el furibundo mosaico increíble que excita
la maleza tan brutal e impertinente.

Y ese verso es el mismo enredo promiscuo
al que sometí a la poesía mientras besaba tus piernas,
aunque se olvida el horizonte de sus cuatro sentidos,
yo no me olvido de los puntos cardinales de tu carne
y me arrodillo ante ellos cual si fuesen altares conspicuos de Dios.

Todo desastre anterior era una minucia estaferma…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23/07/2016


CONTACTO & REDES
messieral.com
E-mail: luiseduardo.messieral@gmail.com
Facebook | Twitter | 
Instagram | Tumblr | Youtube


 

Anuncios

Algo Digno de Nunca Olvidar

En la magia de aquella habitación,
vi duendes sobijeando hadas,
a ellas les encantaba, los acariciaban,
vi orquídeas levantándose la falda,
la parte erótica de cada mantra
y un desván ideal para echarse a pensar,
a esperar a la chica más guapa aprontarse
a subir su cuerpo sobre el mío o llorar.

El caso es que se sacó la blusa con prudencia,
ante mis manos tibias suplicó piedad,
bebí cada promesa de su grandiosidad,
porque nunca haré esperar a una preciosidad,
porque no es de caballeros no estar a la altura
del deseo de una Diosa renacida en piel escultural.

Se abrazó a mi cuerpo como queriendo salvar su vida,
me llenó de besos, como nadie, nunca, antes o después,
me guiñó al oído y susurró a mi voz su leve crueldad,
si acaso te despiertas y ves que me he marchado, no te enfades,
guiñé a su sexo y susurré a su hermoso, clarividente, cuello,
si acaso pasas la noche en vela, preguntándote cómo es que no duermo,
no te preocupes, que no pienso desperdiciar cada minuto de esta noche
hasta que te haya convencido al menos a unas glorias más…

El caso es que aunque enamorarse, en esos casos, no está bien
salimos de palacio con un algo digno de nunca olvidar,
el chiste de las flores lo olvidé, signo zodiacal, talla de busto,
pantone de piel, apetito vaginal, todo eso cómo lo iba a olvidar,
lo he sustituido por honores a la patria, por la misma nacionalidad.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 27/05/2016

Labios de Diseño

Serán tus labios de diseño
o tu cintura de solsticio agonizante,
podrían ser tus pétalos de suma
o la resta de mis penas al besarte…

Algo en ti me está haciendo perder el control,
algo en ti me está llevando a nuevas emociones,
a dejarlo todo para irme a acariciar tus constelaciones,
tus cimientos, tu entrevero que ahora inspira mis canciones.

Palabras de diseño para conquistarte,
palabras de diseño para escapar del mundo,
mentirles con descaro pero siempre a la cara,
y yo esperando el chasquido de la puerta que estás cerrando.

Nos encerramos en un hito escalofriante,
nos encerramos y acrobacias serán plato fuerte,
con toda razón mis labios enterrados bajo tu diafragma,
déjame penetrar con mis ojos tu clandestina falda…

Palabras de diseño para consumirte,
palabras de diseño y un camino al cielo,
un camino de besos de tu verbo a tu adjetivo,
palabras de diseño, acrobacias, tanto fuego,
verdes cierzos y aprender a cantar tango lóbrego.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 20/03/2016

Bienvenida al Equinoccio de Primavera.
Gracias por sus ojos y por estar.
Para leer más de mis poemas visita la sección Poesía.