En Punto y Coma

Invencibles comenzamos una historia más,
una que no aparecería ni en los diarios, ni en revistas,
ni en un libro de historia que contaría los grandes hitos de la humanidad.

No importaba cuánto tiempo transcurriría hasta agotarse,
ni cuantos sueños pasarían a ser números alimentando daños colaterales,
no importaba cuánto tiempo transcurriera hasta el desastre,
lo único que podíamos sentir es que aquel era el momento de amarse.

Todo lo que empieza tiene un fin o no lo tiene,
no lo puedes saber sino hasta el momento de empaparse
con el agua claro, de todas y cada una, de las verdades
que no vacilan y que invitan a quedarse o a marcharse.

Invencibles nos amamos por primera vez,
invencibles fuimos dos ciudades firmando la paz,
invencibles como vence la zozobra a la infancia,
indelebles como tinta de ochenta orquídeas francas.

Todo lo que empieza tiene un fin o un desastre,
todo lo que empieza si es verdad no podrá acabarse,
indeleble lo que es cierto y no sólo entretiene,
invencible lo que alivia y no nos hiere.
Invencibles comenzamos una historia más,
una verdadera obra de arte, que acabó en punto y coma,
sin grandes afanes de perder sus vicios inmortales.

Invencibles comenzamos una historia más,
una verdadera obra de arte, que acabó en punto y coma,
sin grandes afanes de perder sus vicios inmorales.

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 31/05/2016

Anuncios

Flor de Palacio

Si tú quisieras ser flor,
que adorne el jardín de este palacio,
serías la más bonita, no habría ni que pensarlo,
con esos pétalos que guardan los misterios
del día siguiente al día de mi acierto…

Y combinarías a perfección con la hermosura
de las tardes de colores, con todas sus costuras y sabores,
me tendrías por delante observándote bailar,
me mudaría al jardín, a la intemperie de tu palpitar.

En la lluvia cuidaría de tu piel, de tu raíz,
abrazaría el silencio, escondido entre las gotas,
y tejería con él un hogar delicioso para ti,
en el verano te refrescaría con mis lágrimas,
te contaría la historia de mi buena infancia
y la de aquella mujer que me invitó a beber de su arrogancia…

Si tú quisieras ser flor,
que adorne el jardín de este palacio,
serías la que más quiero,
serías el mejor sueño que cumplí…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 24/04/2016


Muchas gracias por sus ojos y por estar,
para más poemas les invito a leer mi sección Poesía,
no olviden que también pueden seguirme en mi
página de Facebook.


La Fotografía: Palacio de la Granja de San Ildefonso, es propiedad y arte de Rocío Pardos a quien pueden seguir a través de su Blog: FOTOGRAFÍA ROCÍO PH y también pueden seguirla en su Fan Page de Facebook: UN VIAJE DE DIEZ MIL KILÓMETROS EMPIEZA POR UN SOLO PASO