Ojalá

Ojalá que esta noche se duerma
un ángel despacito en tu garganta,
como verso de amor en la pluma
de un alma que se desliza y desparrama
en forma de poema sobre el lienzo de tu mirada.

Ojalá que mientras duermas
el demonio se aleje de tu cama,
que separe su andar de tus ramas
y el oleaje del silencio te mueva
despacio sobre las arenas más claras.

Ojalá pienses en mí cuando el ocaso eleve su llama,
cuando las brasas, de la constelación de tu Vermouth, te susurren: Basta.
Y solloce en tu falda, como un niño perdido, el rellano de la esperanza.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de enero de 2,017

Anuncios

Vals Incompleto de Indomables Sonidos

Yo era su cantante, ella era mi pintora,
entre acordes y óleos campos de auroras,
para sus labios, rosa suavidad, eran mis besos,
para sus lunares en trilogías triangulares mi mundo intenso.

Yo era su poeta, ella mi dibujante,
entre versos y grafito cada instante,
manchamos el lienzo de sábanas blancas
con ideas y cruciales creaciones de arte,
sería posible amarse más, sería posible amarle.

Un paso a la vez, de tres, en un vals incompleto,
dos besos intensos bajo la luna llena de caducidad,
un beso a la vez, de miles en un soneto perfecto,
dos manos unidas por la sordidez de la opinión general,
sabía al café predilecto de mi pradera, sabía sincera,
pero pudo más un destino a capricho y caminos distintos
con fruto en común, que es el producto exclusivo,
de aquellos mundos pequeñitos que fabricamos los dos,
que explosionamos hermosos cual indomables sonidos…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 07/05/2016

Para más contenido les invito a visitar mis secciones:
PoesíaHistorias en AscuasMúsicaCitas

Sígueme en mis redes sociales:
FacebookTwitterInstagram

Un Minuto de Silencio

Si las letras de tu nombre se acercaran
nuevamente a los secretos de mis labios,
si un manto de cerezas me abarcaran,
y el sonido precioso de tu risa y pintalabios…

Talvés no estaría tan roto después de perder,
talvés la inmunidad vendría intacta de piel,
me gusta soñar que tú vuelves y me vuelves a querer,
que ya no te importan los males de amores
tanto como los misterios del ser o no ser.

Quizás si fuera tu abrazo lo aceptaría,
quizás si esta historia la hubiera escrito
sobre el lienzo de tu piel y no de otra,
quizás esta pudo ser una historia feliz
y ahora está llena de escombros mordaces,
quizás esta pudo ser una historia de amor
y ahora sólo queda la resignación y persignarse…

Aún guardo un minuto de silencio a la misma hora
en que por última vez hicimos el amor,
aún aprieto mis ojos y quiero encontrarte en mi cama,
pero no estás y se me hace pequeño el corazón…

Luis Eduardo (Messieral)
Ciudad de Guatemala 1/05/2016

Cada Sitio en el que fui Feliz

Por un enlace directo
a la ventana de tus suspiros,
por un cariño de lienzo
bañado en pinturas y sonidos,
te entregaría vida y media,
cada nube y cada beso
sin temor a repetirlo…

Y es que vas tan guapa por la vida
llenando de tu incienso mis aceras,
trayéndome, de vuelta, en tu mirada
cada sitio en el que fui feliz…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 07/04/2016

Muchas gracias por tus ojos y por estar,
para leer más de mis poemas visita mi sección: Poesía